El Ministerio de Sanidad ha acordado con las comunidades autónomas mantener el Plan de Navidad, pero permitirá aplicar más restricciones de cara a las festividades "en los términos que lo consideren oportuno". El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha mostrado preocupación por la evolución de la pandemia, con una tendencia al alza en la incidencia acumulada de casos de COVID-19, y ha explicado que los gobiernos regionales podrán tomar medidas "más estrictas" y "tan rápido como haga falta para evitar que los incrementos persistan".

En concreto, en lo que respecta a limitar las entradas y salidas en sus territorios, los encuentros sociales y los toques de queda de Nochebuena y Nochevieja. Tendrán vía libre incluso para prohibirlos si así lo estiman conveniente.

Así lo ha informado el propio ministro, que ha presentado un acuerdo que habilita a los Gobiernos autonómicos a endurecer las medidas previstas en el plan de Navidad original, que contemplaba, entre otras, las cenas familiares de hasta diez personas y también la reunificación familiar a través del concepto de "allegados".

Las Comunidades, que habrían manifestado según el ministro una "preocupación elevada" por las cifras, podrán limitar o prohibir los viajes entre los días 23 de diciembre y 6 de enero, reducir el número de personas en comidas y cenas navideñas y modificar el toque de queda en Nochebuena y Nochevieja, que ahora está fijado a las 1:30 de la madrugada para esos días. Además, se podrá limitar la celebración de eventos navideños como cabalgatas.

Además, el Consejo Interterritorial ha alcanzado un acuerdo "unánime" para desrecomendar los test rápidos de autodiagnóstico. "Estos test no son adecuados, se recomienda a los profesionales sanitarios que no prescriban porque pueden llevar a engaño", ha señalado Illa.

Sánchez dice que hay un "preocupante aumento de contagios"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado esta mañana en el Congreso que no les temblará la mano con endurecer las condiciones para celebrar las fiestas: "Si hay que endurecer el plan de Navidad, pediremos a los gobiernos autonómicos que se haga", ha dicho en su comparecencia para hacer balance sobre el estado de alarma.

El presidente del Ejecutivo no ha titubeado al anunciar que si hay que endurecer el plan de Navidad, "el Gobierno lo endurecerá" y ha añadido: "Estamos viendo un preocupante aumento de contagios".

Por eso, ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para disfrutar de la Navidad en casa y actuar como si estuviéramos contagiados, con la máxima precaución, ya que, según ha dicho, "aún queda lo más duro": "Solo de nosotros depende no abrir la puerta a una tercera ola" de la pandemia.

Críticas del PP a los 17 planes de Navidad

La vicesecretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, ha criticado los "17 Planes de Navidad" a los que abre la puerta esta propuesta del Gobierno, ya que habilita a las CCAA a tomar medidas diferenciadas sobre la base común.

 

Las CCAA ya dan "pasos atrás"

En Cataluña, Pere Aragonés, el presidente en funciones, ha asegurado que no le "temblará el pulso" si hay que "dar un paso atrás" y aplicar nuevas restricciones para contener los contagios del COVID-19 en Cataluña: "Hay que frenar como sea", ha advertido.

"No vamos bien, nada bien. Tenemos que hablar con toda claridad y franqueza, la ciudadanía merece que se les trate como a personas adultas y corresponsables", ha dicho durante su comparecencia en el Parlament para rendir cuentas de las últimas medidas adoptadas por la Generalitat en relación con la pandemia.

Cuando solo falta una semana para las vacaciones navideñas, la velocidad de contagio en Cataluña sigue al alza, con una Rt (a cuántas personas contagian, de media, un positivo) de 1,22 y 62 nuevos fallecidos notificados en las últimas 24 horas.

La Rioja también ha anunciado que amplía el confinamiento perimetral hasta el 15 de enero, el cierre hostelería a las 20horas, y nada de celebraciones y actividades de gran afluencia. Estas medidas, advierten, están sujetas a cualquier cambio: "Si cambia la tendencia, actuaremos de forma enérgica y rápida. En otros países ya se han endurecido medidas. y en otras comunidades se están advirtiendo cambios".

Galicia anuncia hoy su plan de Navidad y ha decretado su cierre: no se puede venir sin una justificación de las contempladas en la normativa. Esta medida reduce la movilidad. Esta permitido el reagrupamiento familiar pero recomiendan que las fiestas se celebren con unidades de convivientes. Sobre las reuniones, número máximo de 6 personas. Cuando no se cumplan las dos unidades familiares la limitación es 6, sin contar los niños. Avisa; estas medidas podrán ser revisadas en función de la situación epidemiológico.

También el lehendakari, Iñigo Urkullu, deja la puerta abierta a endurecer las medidas en Navidad en el País Vaco por la evolución del coronavirus y ha advertido de que la aplicación de la vacuna a toda la población durará hasta otoño de 2021.

Madrid dice que, "si procede", se tomarán medidas restrictivas, pero que se anunciarán, en todo caso, el viernes, cuando den a conocer los datos epidemiológicos. "Estamos valorando estos datos y con la evolución de los mismos veremos qué medidas restrictivas habría que tomar", ha dicho este miércoles el consejero de Sanidad, Ruiz Escudero.

"Si la cosa empeora, la Comunidad continuaría con la misma estrategia, usando zonas de salud", ha apuntado por su parte el vicepresidente, Ignacio Aguado. "Espero no tener que tomar medidas, pero si hay que tomar medidas drásticas, con todo el dolor, lo haremos".

Una semana con la curva al alza

Sanidad reconocía este lunes que si los contagios siguen subiendo, era posible que hubiera que tomar medidas más restrictivas, que dependerá, en cualquier caso, de la curva de la incidencia de coronavirus esta semana, si la tendencia alcista continúa.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, recordaba que todavía se desconoce el "efecto real del Puente de la Constitución" y que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, estará en contacto con los consejeros de Salud para valorar qué hacer para las próximas fiestas.

"Si la situación cambia, no me cabe la menor duda de que los consejeros querrán cambiar las restricciones", ha puntualizado. Reconocen en Sanidad que va a costar que la gente cumpla con lo establecido en el Plan de Navidad, es decir, limitar los desplazamientos a únicamente la reagrupación familiar y con allegados y limitar a dos burbujas las reuniones y un máximo de 10 personas.