A escasas semanas de que comience la época navideña, los datos de coronavirus en nuestro país no mejoran y la situación parece no evolucionar a pesar de las restricciones aplicadas. Por ello, cada vez son más las voces que apuntan a que este año, la Navidad se tendrá que celebrar de manera muy diferente.

El ministro de Sanidad ha ido un paso más allá, y ha dejado en el aire que pueda haber reuniones familiares, al menos tal y como las entendíamos hasta ahora. "Intentaremos que las familias se puedan reunir, pero todo el mundo sabe que no será igual", ha dicho al respecto.

Salvador Illa, en declaraciones a 'RTVE', ha insistido en que "estamos conviviendo con un virus muy contagioso" y ha llamado a la prudencia para esperar a ver cómo evolucionan los datos en las próximas semanas.

Lo que sí ha dejado claro es que desde el Gobierno central ya están trabajando con las comunidades autónomas para ver qué decisiones se retoman al respecto de estas celebraciones.

Ya el pasado sábado, en una entrevista en laSexta Noche, el titular de Sanidad indicó que se tomarán decisiones en función "de las condiciones epidemiológicas en las que lleguemos" a estas fechas tan señaladas.

"Vamos a intentar hacer lo máximo que podamos, pero evidentemente no serán las mismas navidades que en años anteriores y habrá que adaptarse en las navidades, al igual que estamos haciendo con otras cuestiones, a la realidad epidemiológica que tengamos en ese momento", sentenció.

Ya son muchos los dirigentes autonómicos y locales que han anunciado la suspensión o modificación de los espectáculos típicos de estas fechas, como son las cabalgatas, los mercadillos navideños o las ferias.