Leve descenso de los contagios diarios de COVID-19 en España, respecto a ayer. Según los últimos datos publicados, el coronavirus deja 11 muertos (con fecha de defunción en los últimos siete días) y 157 casos nuevos en las últimas 24 horas. Confirman así 247.486 contagios y 28.330 víctimas en todo el territorio.

En relación a los nuevos casos, según indican desde Sanidad, Castilla-La Mancha no ha podido cargar los datos de los casos diagnosticados del día previo "por problemas técnicos", algo que viene sucediendo en los dos últimos días. Además, y tras ser actualizada la semana pasada, el Ministerio ha sumado tres fallecidos más respecto a ayer a la cifra total de víctimas de la pandemia, aunque "ninguno de los fallecidos con fecha de ayer, ya saben que a veces hay retrasos", ha apuntado Fernando Simón en rueda de prensa.

El director del Centro de Alertas Sanitarias indica también que, por la alta capacidad de detección actual (24-48 horas), "en los últimos días el porcentaje de casos asintomáticos está ya en el 60% y esto es probable que siga subiendo".

Con respecto al número de hospitalizaciones, el Ministerio de Sanidad indica que se han realizado 146 nuevos ingresos (en los últimos siete días) en todo el territorio, registrándose 68 de ellos en Madrid y 14 en Cataluña. Además, según apunta Sanidad, "los casos confirmados no provienen de la suma de pacientes hospitalizados, curados y fallecidos, ya que no son excluyentes".

En los últimos días se han detectado rebrotes en varias comunidades. En Aragón, con 250 casos (temporeros en su mayoría, según confirma Simón), es donde se localizan los focos con más contactos. Allí preocupan dos brotes: el de Zaidín y el de Mozón, todos ellos controlados, aislados y en buen estado de salud, según informan desde el Ayuntamiento. Sin embargo, el experto de Sanidad ha señalado que "están en vías de resolución" y ha agradecido "el trabajo y esfuerzo excepcional" que está realizando la Consejería de Sanidad de la región.

El que estemos hablando de brotes y no de transmisión comunitaria implica que estamos bien".

Fernando Simón

Preocupación también en Málaga, el brote detectado en el centro de acogida de Cruz Roja asciende ya a 89 positivos por coronavirus. No obstante, este número podría incrementarse, ya que se han realizado PCR a los 100 aislados del centro y a los contactos directos de los positivos confirmados. Sanidad reconoce la gravedad de este brote, pero sostiene que "es una población definible y confinable. Que esté la Cruz Roja de por medio ayuda, se manejan bien en este tipo de situaciones".

Eso sí, y con respecto a estos casos, Fernando Simón considera que "el que estemos hablando de brotes y no de transmisión comunitaria implica que estamos bien". "Sabemos de donde provienen una gran parte de los casos que tenemos, ahora mismo tenemos un control claro de la transmisión que se produce en España", ha explicado a preguntas de los medios.

Los nuevos casos también han provocado que la Comunidad de Madrid cierre a las visitas 27 residencias de la región, permitiendo el acceso en casos muy excepcionales. De momento, el Gobierno regional no ha determinado el número exacto de las residencias con contagios de COVID-19, pero sí ha indicado que en la mayoría de ellas hay positivos. Aquí puedes consultar las residencias afectadas por esta decisión.

"Cualquier acción que se haga para reducir riesgos en las residencias yo creo que es bienvenida. No podemos volver a tener situaciones como las que se vivieron hace dos meses. Sabemos que se ha hecho un esfuerzo muy importante en todas las comunidades autónoma", ha concluido Simón al ser preguntado por la situación de los centros.

Ya en su comparecencia del pasado lunes, Fernando Simón, director del Centro de Alertas Sanitarias, señaló que en la nueva normalidad "los brotes locales y los casos importados es lo que nos tendrá en jaque a partir de ahora" y pidió una vez más cautela y seguir respetando las medidas de higiene. Por su parte, desde el Congreso, el ministro Salvador Illa avisó de que el coronavirus puede volver a golpear a España y apuntó que "nadie puede garantizar el riesgo cero".