El Ministerio de Sanidad reconoce que "existe una posibilidad real" de que la variante británica del coronavirus "pueda estar relacionada con mayor gravedad y mayor letalidad". Así lo señala en la última actualización de su informe sobre la variante detectada en Reino Unido y otras de interés, correspondiente a este viernes.

De acuerdo con este documento, aunque inicialmente "no se asoció con cambios de la gravedad de la enfermedad", estudios más recientes sobre esta variante indican que "podría estar asociada a un incremento en la letalidad" en todos los grupos de edad.

En sus conclusiones, apunta que "está asociada a una mayor capacidad del virus para transmitirse" y que esto puede asociarse a una mayor incidencia en "lugares donde circule ampliamente y no se apliquen estrictamente las medidas de prevención". Asimismo, reconoce que hay un riesgo "elevado" de "un aumento progresivo en las hospitalizaciones" asociado a su circulación cada vez mayor, "tanto por el aumento de la incidencia como por el aumento de la gravedad".

No obstante, según el documento, hay evidencias de que la variante "no afecta a la capacidad de neutralización de los anticuerpos" en personas que ya han completado la pauta de vacunación, por lo que "es probable que se mantengan las eficacias estimadas" de las vacunas que ya se están aplicando.

Según este mismo documento, hasta la fecha se han confirmado en España más de 400 casos de esta variante en 14 comunidades autónomas: Madrid, Andalucía, Cantabria, Baleares, Comunidad Valenciana, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Vasco, Galicia, Extremadura, Navarra y Cataluña.

Además, se están analizando muestras de más casos sospechosos e Islandia ha detectado cuatro positivos en turistas procedentes de las islas Canarias.

Variantes sudafricana y brasileña

De acuerdo con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), la variante británica se detectó también en aguas residuales de Granada el pasado 17 de diciembre. Aunque en un primer momento la mayoría de casos detectados estaban relacionados epidemiológicamente con el Reino Unido, ya se han comunicado casos "en los que no se ha podido establecer un vínculo epidemiológico".

El informe asimismo recoge los dos casos detectados en España de la variante sudafricana del virus causante del COVID-19, aunque no da cuenta del primer caso de la variante brasileña detectado en la Comunidad de Madrid este mismo viernes.