La Comisión de Salud Pública ha reorganizado la Estrategia de Vacunación para determinar cuáles serán los próximos grupos en recibir las dosis de AsraZeneca, entre los que se incluyen a trabajadores de la sanidad no de primera línea y de servicios esenciales de hasta 55 años. Ya la semana pasada se decidió que solo se administraría a personas de entre 18 y 55 años, dado que es el tramo de edad en el que su eficacia ha sido comprobada.

De esta manera, al primer grupo que recibirá la vacuna, que son los sanitarios de primera y segunda línea incluidos ya en los grupos prioritarios, se le suman los profesionales que el Gobierno ha englobado en el subgrupo 3B. Son personal sanitario y sociosanitario que ha sido seleccionado "en función del riesgo de exposición de su actividad laboral", según Sanidad.

Forman parte de este subgrupo fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, personal de oficinas de farmacia, medicina legal, servicios de ayuda a domicilio, centros de menores y de centros de día. También están en este nivel los trabajadores de Instituciones Penitenciarias.

Después de ellos, serán vacunados con AstraZeneca colectivos con una función esencial para la sociedad (Grupo 6), como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica y Policías Locales); el personal de Emergencias (Bomberos y otros); y los miembros de las Fuerzas Armadas. Del mismo modo, docentes de educación infantil y necesidades educativas especiales, y profesores de primaria y secundaria, formarán parte de este grupo que próximamente comenzará su proceso de inmunización frente al COVID-19.

En España se han recibido por el momento 196.800 dosis de la vacuna de AstraZeneca, 87.600 de Moderna y 2.131.155 de Pfizer. De estas dosis se han administrado ya el 38,7% y con ello se ha logrado que 838.782 personas hayan recibido las dos dosis necesarias para conseguir la inmunidad frente al virus.