El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, mantendrá reuniones en la Moncloa la semana que viene con los líderes de los principales partidos de la oposición, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, y mantendrá el primero de estos encuentros con el presidente del PP.

Fuentes de Moncloa han confirmado que Sánchez se reunirá con los tres dirigentes entre el lunes y el martes próximos "para analizar la situación política tras las elecciones del 28 de abril". Según la información facilitada por el Gobierno, la primera de las reuniones tendrá lugar el lunes 6 a las 13.00 horas y será con el líder del PP, Pablo Casado. El martes 7 Sánchez recibirá al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a las 11:00, y al de Podemos, Pablo Iglesias, a las 17:00.

Fuentes de Ciudadanos han asegurado a laSexta que le trasladarán a Sánchez que "vamos a liderar la oposición y que haremos una oposición firme y con sentido de Estado, que defenderemos a las familias de las clases medias de sus subidas de impuestos y la igualdad y la libertad en todos los rincones de España".

Las reuniones convocadas por el jefe del Ejecutivo tendrán lugar ocho días después de las elecciones generales que le dieron la victoria al PSOE, aunque los resultados le obligan a buscar apoyos en el arco parlamentario.

Desde el PSOE se ha insistido estos días en que se hablará con todos los grupos políticos para buscar apoyos a la investidura de Sánchez. La ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, recordó que la "vocación" del Ejecutivo es gobernar en solitario y apeló a la "geometría variable", es decir a pactos distintos con varias fuerzas políticas, para que salga adelante la investidura y haya una legislatura estable.

Vox no ha sido convocado. Según el secretario de Organización del PSOE, "de momento no nos parece una fuerza para iniciar conversaciones para entendimiento institucional". Su exclusión ha provocado esta respuesta de Santiago Abascal en su cuenta de Twitter.

 

Tampoco los nacionalistas e independentistas han sido citados en esta primera ronda. El presidente del Parlament catalán, Roger Torrent, de Esquerra, ha dicho que el mensaje en las urnas el domingo "fue muy claro, diálogo para la solución, y esto lo debería escuchar Sánchez. Debería ir a (la cárcel) de Soto del Real a hablar con (Oriol) Junqueras no solo porque representa a Esquerra, sino porque representa la fuerza ganadora, representa el diálogo, la voluntad de encontrar la solución con un referéndum".