El jefe del ejecutivo, Pedro Sánchez, y todos los presidentes autonómicos participan este domingo en la isla de La Palma en la XXVI Conferencia de Presidentes, que abordará, como primer asunto del orden del día, la respuesta coordinada al impacto de la guerra en Ucrania.

La Conferencia de presidentes, que diez años después vuelve a reunir de forma presencial a todos los jefes de gobierno autonómico, ha arrancado a las 11:00 horas en la localidad de Los Llanos de Aridane, muy cerca del volcán de Cumbre Vieja.

El encuentro contará con la presencia de las vicepresidentas primera, Nadia Calviño, y tercera, Teresa Ribera, y los ministros de Presidencia, Félix Bolaños; Asuntos Exteriores, José Manuel Albares; Interior, Fernando Grande-Maraska; Hacienda, María Jesús Montero; Sanidad, Carolina Darias; Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez; e Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. También participará en la Conferencia el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias y alcalde de Vigo, Abel Caballero.

Además del Plan de cooperación para la respuesta al impacto de la guerra en Ucrania, la conferencia tratará la situación epidemiológica derivada de la pandemia de COVID-19 y hará una valoración de la recuperación económica y social y del estado de ejecución de los Fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La modificación del Reglamento de la propia Conferencia de presidentes y la cooperación en materia de emergencias en protección civil son los otros asuntos a tratar en esta reunión del Gobierno con las comunidades y ciudades autónomas.

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, que finalmente ha acudido a la Conferencia ante la "excepcionalidad" de la crisis de los refugiados por la guerra de Ucrania pero no se ha presentado a la foto de familia con el rey Felipe VI, será uno de los protagonistas del encuentro, junto a los presidentes autonómicos del PP, desde el gallego, Alberto Núñez Feijóo, ya candidato a la Presidencia nacional del PP, al castellanoleonés, Alfonso Fernández Mañueco, aún en funciones pero ya con pacto con Vox.

Juanma Moreno, presidente andaluz, que esta semana criticó a Vox pese al acuerdo de su compañero de partido y dejó claro que "Castilla y León es Castilla y León y Andalucía es Andalucía"; e Isabel Díaz Ayuso, presidenta madrileña, que ha presentado en la Fiscalía 12 contratos de emergencia por importe de 326 millones de euros adjudicados por el Gobierno a siete empresas relacionadas con el entorno de varios ministros y unas ayudas concedidas a una compañía de los padres de Pedro Sánchez, también serán protagonistas.

La última vez que un presidente catalán asistió presencialmente a la Conferencia de Presidentes, y la última también en que asistieron a este cónclave todos los jefes de los gobiernos autonómicos, fue hace una década, en 2012, cuando Mariano Rajoy estaba al frente del ejecutivo central y Artur Mas (CiU) era presidente de la Generalitat.

La que será la XXVI Conferencia de Presidentes, un foro instaurado por el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2004 y que ha celebrado la mayoría de sus reuniones con motivo de la pandemia y de forma telemática -de la sexta a la vigésimo quinta todas excepto la de Salamanca de julio pasado-, estuvo convocada para el pasado 25 de febrero pero fue suspendida precisamente por el inicio el día anterior de la invasión rusa de Ucrania.