El presidente en funciones defiende un acuerdo entre fuerzas políticas para contestar a cualquier tentativa unilateral de romper el orden constitucional. Pedro Sánchez, si gana las elecciones, convocará a los partidos con 48 horas para ofrecerles cuatro grandes pactos de Estado.

Entre ellos Sánchez contempla un pacto en defensa de la democracia, la Constitución y la integridad territorial para dar una respuesta unitaria en caso de que haya que aplicar una medida unitaria excepcional en Cataluña.

Sánchez también defiende un acuerdo para evitar el bloqueo, en concreto, propone que gobierne quien tenga una mayoría parlamentaria. Sólo en su defecto, si no se logran esos apoyos, propone gobierne el candidato más votado.

Sánchez pretende que la sesión se investidura sea la segunda quincena de diciembre

La intención del presidente en funciones es que la sesión de investidura se celebre la segunda quincena de diciembre para que haya Gobierno cuanto antes y que los Presupuestos Generales se aprueben en el primer trimestre del año 2020.

Todo ello con un acuerdo programático de legislatura para poder poner en marcha su agenda social.

"¿Un gobierno fuerte qué significa?", se ha preguntado Sánchez. "Significa un gobierno progresista, un gobierno estable que no dependa de fuerzas independentistas y un gobierno coherente unido en aquellos aspectos esenciales que definen la convivencia y los asuntos de Estado en nuestro país", ha añadido.

Sánchez quiere convencer a los votantes moderados de Cs

El presidente en funciones aspira a convencer el 10 de noviembre a los votantes más moderados de Ciudadanos. Lo ha dicho en una entrevista para El Español en la que se ha situado en el centroizquierda, exactamente, en el 4 si el 10 es la extrema derecha y el 0 la extrema izquierda. Además, ha añadido que no pretende volver al bipartidismo pero ha pedido que no se imponga el bloqueo a la formación más votada.

"Rivera vino a ocupar un espacio que ahora mismo ha dejado huérfano, yo creo que ahora el PSOE sí puede representar a buena parte de una ciudadanía que lo que quiere es una opción moderada, reformista, transformadora con una óptica progresista", ha apuntado.