Durante su comparecencia ante los presidentes autonómicos, Pedro Sánchez ha tratado varios temas importantes sobre la mesa de cara a la recuperación económica de España por la crisis del coronavirus.

El presidente del Ejecutivo ha instado a resolver cuanto antes el reparto del fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros que se pondrá a disposición de las Comunidades Autónomas. Lo que sí ha especificado es que el pago se efectuara en meses alternos, siendo el primer pago en julio.

En cuanto al turismo, que copó gran parte de su discurso de este sábado, Sánchez ha anunciado la convocatoria de un consejo interterritorial de turismo por parte de la ministra Reyes Maroto. El presidente del Gobierno cree que es el turismo el que debe empujar la recuperación económica.

En su intervención, Sánchez también ha recordado que las decisiones del Ejecutivo se basan en criterios técnicos y científicos, nunca en decisiones políticas, defendiendo la figura del estado de alarma e insistiendo en que la totalidad de las Comunidades Autónomas habrán superado el plan de desescalada a finales de junio o principios de julio, asegurando que algunas saldrán del estado de alarma "en los próximos días".

Tras su discurso de apertura, ha llegado el turno de réplicas y propuestas de los presidentes autonómicos. Una de las intervenciones más esperadas era la del lehendakari, Iñigo Urkullu, tras el acuerdo entre Gobierno y Bildu para derogar la reforma laboral.

Urkullu ha calificado este acuerdo de "desconcertante", pidiendo coordinación y cooperación entre Ejecutivo y Comunidades Autónomas y mostrando su confianza en contar con recursos suficientes como para arrancar la nueva normalidad.

Las peticiones de los presidentes autonómicos: Torra pide un cuarto del total del fondo

El punto clave de esta reunión ha sido, una semana más, ese fondo de 16.000 millones de euros. Desde Castilla y León, piden que el reparto sea en función del impacto del coronavirus en cada región, mientras que Quim Torra reclama un cuarto del total del fondo, 4.000 millones de euros.

Madrid, por su parte, reclama flexibilización en los horarios de salida para evitar aglomeraciones, y Andalucía critica que Málaga y Granada no hayan avanzado a fase 2.

En cuanto a los presidentes socialistas, ha habido cierre de filas para arropar al Gobierno. Desde Castilla-La Mancha, Emiliano García Page ha propuesto que no haya condiciones políticas a la hora de decidir prorrogar el estado de alarma.