El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside este miércoles una nueva reunión del comité de seguimiento del coronavirus para analizar la evolución de la pandemia en nuestro país, en pleno repunte de los contagios.

En el encuentro, de carácter telemático, estarán también el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón.

La última vez que el jefe del Ejecutivo presidió la reunión del comité de seguimiento del COVID-19 fue el pasado lunes 10 de agosto. Esta nueva videoconferencia llega después de que el martes Sanidad notificase 2.128 nuevos casos, una subida de casi 300 con respecto a la jornada anterior (1.833).

Según los últimos datos publicados por el departamento que dirige Illa, la cifra total de contagiados en nuestro país desde que comenzó la crisis sanitaria asciende a 364.196, unos 5.000 más que los notificados el día anterior (359.082).

En las últimas dos semanas hasta 17.833 personas han iniciado síntomas, 4.678 de ellas en los pasados siete días. Además, en la última semana han fallecido 63 personas positivas en coronavirus, con lo que la pandemai deja ya un total de 28.670 víctimas mortales en España, según las cifras oficiales aportadas por Sanidad.

De hecho, los datos publicados ayer, martes, por el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC), señalaban que nuestro país es el que acumula la mayor incidencia del virus por 100.000 habitantes de toda Europa, con una tasa de 132,2 casos, además del que tiene la mayor cifra total de contagios.

Nuevas restricciones para frenar los contagios

Esta tendencia al alza del número de nuevos casos ha llevado a las autoridades sanitarias ha adoptar nuevas medidas que afectan a todo el país, acordadas entre Sanidad y las comunidades autónomas el pasado viernes, como el cierre total del ocio nocturno y la prohibición de fumar en espacios públicos cuando no se pueda garantizar una distancia de dos metros.

No obstante, algunas comunidades están implementando, a su vez, medidas adicionales. Es el caso de Euskadi, que ha vuelto a declarar esta semana la situación de emergencia sanitaria y ha limitado el horario del transporte público, entre otras acciones.

Asimismo, las autonomías continúan realizando cribados de coronavirus, con pruebas masivas esta semana a los vecinos de determinadas zonas de Cataluña o en los barrios más afectados de Madrid.