El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles la Ley del 'Solo sí es sí' y ha apelado a la sensibilidad de los tribunales tras la revisiones de varias sentencias que han supuesto la rebaja de penas a varios condenados por delitos sexuales, aunque tampoco ha descartado cambios. "Vamos a esperar a ver qué es lo que dicen los tribunales y la fiscalía, que unifiquen criterios y, a partir de ahí veremos qué pasos dar", ha explicado el presidente del Ejecutivo en una comparecencia ante los medios de comunicación en Bali después de la clausura de la Cumbre del G-20.

El presidente ha respaldado de forma rotunda la norma impulsada por el Ministerio de Igualdad que ha calificado de "ley de vanguardia" al haber extendido la calificación de agresión a todos los delitos sexuales. "Este es un avance muy importante, una gran conquista del movimiento feminista", ha dicho Sánchez, ante el cual ha expresado su "confianza en los tribunales". Al ser preguntado por las declaraciones de la Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, en las que responsabilizaba a los jueces de las reducciones de las condenas, Sánchez ha pedido, en cambio, dejar trabajar a los jueces y a la fiscalía para unificar doctrina.

"Confío en los tribunales y estoy seguro que tienen esa sensibilidad para este tipo de delitos tan graves de agresión sexual", ha añadido. Asimismo, ha hecho hincapié en que la voluntad del poder ejecutivo y del legislativo con la reforma fue "claramente reforzar las seguridades de las mujeres identificando cualquier tipo de delito sexual como agresión para que haya condenas más agravadas, penas más agravadas", y se ha mostrado convencido de que la Ley del Solo si es si "inspirará" otras leyes en el mundo.

Sorprendentemente, la reflexión de Sánchez no es completamente compartida en el ala socialista del Gobierno. Si bien este martes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se mostraba partidaria revisar la ley del 'solo sí es sí', horas después la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, le ha tomado el relevo al manifestar que es el momento de estudiar y valorar desde el punto de vista legal la ley del sólo sí es sí y evaluar "de manera sosegada" las posibles modificaciones de la norma, cuyo principal objetivo es la protección integral de las víctimas.

El Gobierno va a "mirar y revisar" la ley del sólo sí es sí, y si es necesario mejorarla, "se tendrá que hacer", ha reiterado Alegría al ser preguntada por esta cuestión antes de inaugurar el XVI Congreso Estatal de la Inspección de Educación en Valencia. De momento, según ha podido saber laSexta a partir de fuentes fiscales, la Fiscalía General del Estado está estudiando las revisiones de penas, que de momento se van resolviendo caso por caso. Si se estima necesario se elaborará una circular para unificar criterios de aplicación de la ley.

Reforzar la formación judicial

En una posición muy distinta se encuentra el Ministerio de Igualdad. La titular de la cartera, Irene Montero, ha asegurado que la rebaja en las penas a algunos condenados por delitos sexuales se debe a que hay jueces que "no están cumpliendo la ley" por "machismo" y ha anunciado que reforzará la formación en igualdad en el sistema judicial: "Lo que está ocurriendo es que hay jueces que no están cumpliendo la ley. Nos ha pasado con el régimen de visitas para maltratadores de infancia y nos ocurre ahora con el sí es sí. Naciones Unidas ya nos alerta de esta situación".

"El machismo puede comprometer la imparcialidad de los jueces y ese machismo puede hacer que haya jueces que apliquen erróneamente la ley o defectuosa y lo que haremos es, bajo esta ley, reforzar la formación de la justicia y, como ha dicho el presidente, que los tribunales unifiquen su criterio y que no hay impunidad para agresores", ha añadido Montero, insistiendo en que "el machismo puede hacer que haya jueces que interpreten mal la ley y eso compromete la justicia".