Con el precio de la luz completamente disparado en el mercado mayorista, elevándose este jueves por encima de los 288 euros el megavatio hora, Pedro Sánchez ha pedido en Europa medidas comunes para frenar la subida. Dice el presidente del Gobierno que en ello va la recuperación, y pone como ejemplo las propuestas del Ejecutivo en España respecto a intentar reducir los altos precios.

"Creo que las propuestas que ha puesto encima de la mesa el Gobierno de España han sentado bien, han abierto un debate dentro de la Unión Europea", ha expresado Sánchez en la reunión de la cumbre UE-Balcanes que se celebra en Eslovenia. Asegura además que sus medidas han creado conciencia de que este es un problema que afecta al conjunto de la Unión y que ponen en riesgo algunos elementos importantes, como el de la recuperación económica, la cohesión social o el apoyo a una transformación verde. Por tanto, ha insistido, debemos actuar".

Pide "contundencia" y "audacia" para tomar medidas extraordinarias ante esta escalada de los precios "sin precedentes". También ha reclamado compras coordinadas de gas para abaratar costes, como ya se hizo en su día otro reto compartido, el de la vacunación contra el COVID-19.

Tras la reunión, el líder del Ejecutivo ha insistido que la Comisión Europea se debe componer primero a negociar la compra de energía en nombre de los Estados miembros. A esto ya ha respondido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reconociendo los elevados precios y adelantando que la próxima semana la Comisión lanzará una comunicación sobre el tema energético que se discutirá en el Consejo Europeo. "En esa comunicación miraremos la estructura de los precios de la energía", ha apuntado.