La próxima semana habrá nueva ronda de contactos de Pedro Sánchez con los principales líderes políticos, una vez que se ha conocido la fecha del debate de investidura. El presidente del Gobierno en funciones espera poder desbloquear la investidura prevista para el próximo 22 y 23 de julio.

Fuentes socialistas a la Sexta sostienen que quieren que haya Gobierno este mismo mes y que "hay bases" para lograr un acuerdo con Unidas Podemos que asegure el voto favorable de la formación morada, tal y como, dicen, han demostrado durante los últimos 12 meses.

Asimismo, desde el PSOE mantienen que el PP y Ciudadanos, por su parte, deben optar por la abstención para "asumir su responsabilidad con los españoles facilitando la estabilidad del país". En este sentido, las mismas fuentes indican que "España necesita un Gobierno progresista y europeísta para seguir avanzando y que arranque la legislatura".

Sin embargo, la situación en estos momentos hace inviable su investidura. Tanto Pablo Casado como Albert Rivera rechazan facilitar la investidura de Sánchez y han anticipado que no se van abstener.

Con Unidas Podemos tampoco hay ahora mismo acuerdo. El líder de Podemos quiere entrar en el Ejecutivo y ha propuesto votar un gobierno de coalición junto a la investidura de Sánchez, pero tanto el presidente en funciones como el PSOE rechazan darles asiento en el Consejo de Ministros y proponen un Gobierno de cooperación. Tras la última reunión de ambos líderes, desde el PSOE aseguraron que Podemos no descartaba vota en contra de la investidura de Sánchez.