Pedro Sánchez, en sus declaraciones a los medios tras visitar las zonas afectadas por el temporal, evitó confirmar si mantiene la intención de reunirse con el president de la Generalitat, Quim Torra después de la decisión del Supremo de inhabilitarle como diputado. El presidente del Gobierno ha justificado su posición señalando que, aunque entiende que se trata de un "tema importante", ya "habrá tiempo para poder hablar de ello".

Cuando la prensa ha insistido en preguntarle si mantiene o no la reunión prevista con Torra para la primera semana de febrero, ha expresado cierto hartazgo por "hablar todos los días de lo mismo" y ha considerado "evidente" que el Gobierno ya ha "respondido a esto".

Más tarde, fuentes de Moncloa han señalado que los gabinetes del Govern y del Gobierno central siguen trabajando en la organización de la reunión entre el Pedro Sánchez y Quim Torra. Y aclaran que ahora corresponde al Parlament de Cataluña tomar las decisiones oportunas, tal y como en su momento determinó la JEC.

Reunión en febrero en Barcelona

El pasado lunes, Sánchez anunció que se reunirá con Quim Torra la primera semana de febrero. "Anuncio, tal y como el señor Torra ha pedido una reunión conmigo, que vamos a hacer esa reunión", dijo en una entrevista. "La vamos a hacer y, es lo que le voy a proponer al Govern de la Generalitat, que la hagamos en la primera semana del mes de febrero", ha precisado.

Asimismo, Sánchez adelantó que será él quien se desplace a Barcelona para el encuentro con el president catalán. En este sentido, recordó que en su anterior etapa al frente del Gobierno se reunió con los presidentes de las Comunidades Autónomas en Madrid. "En esta ocasión seré yo quien vaya a las Comunidades Autónomas, a las sedes oficiales de los gobierno autonómicos para encontrarme con los presidentes y presidentas auonómicos para hablar de los problemas reales de la ciudadanía", explicó.

Casado le exige que suspenda esa reunión

Pablo Casado cree que Pedro Sánchez debería suspender su reunión con Quim Torra: "Se tiene que suspender la reunión con Quim Torra ya que no debería considerarlo presidente de esa comunidad".

El líder del Partido Popular ha pedido también al presidente del Parlament, Roger Torrent, que convoque un pleno para que se nombre al diputado de la lista que debería ocupar el escaño que deja Torra y si no lo hace, avisa, "nos querellaremos porque estaría incurriendo en un delito de desobediencia".

También anuncia querella contra Torra "por usurpación de funciones si sigue ocupando la Generalitat" y contra Sánchez si no actúa para que se ejecute de manera inmediata la decisión del Supremo.

Ante las palabras de Sánchez, desde el PP le reprochan que no se pronuncie claramente.

 

 

Inhabilitado como diputado

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso presentado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra contra el acuerdo de la Junta Electoral Central, que le retiró la credencial de diputado en el Parlament catalán.

La decisión supone que Torra debe abandonar ya el escaño en la Cámara autonómica, aunque no haya aún sentencia firme. Ha sido tomada por unanimidad y en contra del criterio de la Fiscalía, que se mostró a favor de paralizar la ejecución del acuerdo de la JEC del 3 de enero.

Torra: "Esto no ha cambiado nada y no nos echaremos atrás".

Sin embargo, Torra ha dicho que esto "no ha cambiado nada y no nos echaremos atrás". El Tribunal Supremo, a su juicio, ha avalado una decisión "irregular" de la Junta Electoral Central.

"Soy diputado y presidente de Cataluña porque lo ha ratificado la ciudadanía y el Parlament el 4 de enero", en referencia a la resolución impulsada por JxCat, ERC y la CUP y aprobada en la Cámara autonómica en la que se ratificaba a Quim Torra como diputado y como presidente de la Generalitat y se acusaba a la Junta Electoral Central (JEC) de protagonizar un "golpe de Estado".