Pedro Sánchez ha valorado desde Bruselas las declaraciones de Oriol Junqueras en una entrevista en La Razón donde dice que votarán que 'no' si no hay mesa de negociaciones entre gobiernos. "El diálogo tiene que ser el método para resolver conflictos políticos, y el marco (de ese diálogo) debe ser la seguridad jurídica que emana de las leyes democráticas", ha asegurado.

El presidente en funciones ha resumido: "Diálogo y seguridad jurídica en el marco de las leyes democráticas que tenemos". Este viernes, en esa entrevista, el líder de ERC, en prisión por sedición, advierte: "Si no se acuerda una mesa de negociación como reclamamos, nuestro voto será negativo". "La pelota está en el tejado de los socialistas y las terceras elecciones, también". apunta.

Desde Moncloa creen que forma parte de la estrategia de Esquerra Republican de endurecer su postura, dicen que no están preocupados, y apuntan que las negociaciones con los independentistas avanzan.

Respuesta a Quim Torra

Sánchez también ha respondido a las quejas de Quim Torra, que considera un gesto insuficiente esa llamada que el presidente en funciones va a realizar al de la Generalitat dentro de esa ronda de contactos con los presidentes autonómicos: "Me llama la atención que quien reclama diálogo critique el diálogo con él y con el resto de presidentes".

"Me llama la atención que quien reclama diálogo lo critique".

"Tenemos que poner al país en marcha, tenemos que tener un Gobierno y sacar adelante unos presupuestos", ha destacado el presidente en funciones, Pedro Sánchez, sobre la necesidad de poner en marcha el Gobierno de coalición pactado con Unidas Podemos, y ha recalcado: "No depende sólo del Gobierno". Para el líder del PSOE, las Comunidades Autónomas "tienen que arrimar el hombro porque es necesario "un nuevo modelo de financiación autonómica"

También ha sido rotundo al afirmar que "no puede haber terceras elecciones" y ha apuntado que "si algún partido lo quiere, que lo digan a los españoles". Ha manifestado "que una propuesta de Gobierno con 155 escaños es bastante sólida para tenerla en cuenta", ha reprochado a Pablo Casado que dé lecciones, diciendo que Ciudadanos y Navarra Suma se abstengan: "Es más sencillo, se podría abstener el PP, porque no existe otra opción de gobierno que la liderada por el PSOE".

Moncloa no descarta que la investidura sea antes del 31 de diciembre, y Batet asegura que es ajustado, pero "no imposible".

En cuanto a la investidura, en Moncloa no descartan antes del 31 de diciembre. Ya la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, tampoco lo daba por descartado: "Los tiempos son ajustados, pero no imposible". Aunque es ella la que establece la fecha para el Pleno, depende de la marcha de las negociaciones con el candidato. Y Pedro Sánchez aún no tiene los apoyos suficientes para sacar adelante esa investidura.

Semana clave antes de Navidad

Materialmente, dice Batet, no es imposible. La próxima semana es clave. Sánchez se reúne en el Congreso con Pablo Casado y con Inés Arrimadas. El líder del PP ya ha dicho que no facilitará la investidura, ni con sus votos y con su abstención. La portavoz parlamentaria de Ciudadanos solo contempla que el candidato del PSOE "rectifique" y acepte un acuerdo con PP y Cs, que rompa con Unidas Podemos y ERC. Vox, sin embargo, ha rechazado sentarse con el PSOE.

Los republicanos insisten en que no tienen prisa y en el Gobierno ya dan por hecho que la investidura no será antes de Navidad ni Fin de Año.

El martes llamará a Urkullu

A partir del martes 17, el candidato socialista iniciará una ronda de llamadas a los presidentes autonómicos. Al primero que llamará será al lehendakari, Iñigo Urkullu. El siguiente en la lista, siguiendo el orden de antigüedad de los estatutos de autonomía, es Quim Torra, que ayer ya calificó de gesto "vacío" esa llamada y dijo que "no soluciona nada".

El martes 17 inicia la ronda de llamadas con los presidentes autonómicos; tras Urkullu, irá Torra.

Desde el Partido Popular también critican esta ronda de llamadas porque, según ha dicho Casado, Sánchez utiliza a los presidentes autonómicos "como atrezo", como coartada para llamar al president de la Generalitat. Y reprocha a Sánchez que haya "preferido elegir" un Gobierno con Unidas Podemos "y Junquera", pero, a su juicio, tiene otras opciones. Según él, negociar la abstención de Ciudadanos y Navarra Suma.