Pedro Sánchez no se cree las cifras de contagios en la Comunidad de Madrid. Según el presidente del Gobierno, no se están registrando todos los casos de coronavirus, y le preocupan los ingresos hospitalarios.

Así lo ha expresado durante una charla informal con periodistas en el avión que le trasladaba este viernes a Senegal. Posteriormente, preguntado acerca de este asunto en rueda de prensa, Sánchez ha aseverado que "las cifras son más expresivas que las palabras" y ha destacado que la incidencia acumulada de Madrid es de 315,49 casos, frente a la media española de 174,52.

Asimismo, ha incidido en que la ocupación de las UCI madrileñas supera también la media del país, con "un 38,56% frente al 20,26% de la media nacional", recordando que cuando una comunidad está por encima del 25% de ocupación en UCI se considera que "está en riesgo muy alto".

"Tiene además una de las tasas de positividad más altas del país, 9,93% a día de hoy frente al 7% de la media nacional, concentrando casi uno de cada cuatro fallecidos en la última semana, 67 de los 282 del total nacional, el 23,8%", ha agregado Sánchez, en alusión a la región que preside Isabel Díaz Ayuso, que le ha respondido públicamente este mismo viernes, acusándole de mentir y aseverando que "cree el ladrón que todos son de su condición".

"Lo que pido es seriedad y responsabilidad. Las cifras son mucho más expresivas que las palabras", ha reiterado el presidente del Gobierno, que durante su comparecencia ha insistido en que las cifras epidemiológicas de Madrid "son lo suficientemente elocuentes para dejar el lenguaje de la confrontación y empezar a colaborar, a cooperar y a luchar contra el COVID". "Las cifras son mucho más elocuentes que cualquier palabra y creo que hablan por sí solas", ha zanjado.

Abre la puerta a la compra europea de la Sputnik V

También durante su rueda de prensa en Senegal, Sánchez se ha referido a la vacuna Sputnik V contra el COVID-19, asegurando que "no hay ningún país que se oponga a la compra de la vacuna de Sputnik, como de ninguna otra". "Lo que hemos dicho desde el principio en la Unión Europea es que aquellas vacunas que vayamos a suministrar a nuestros compatriotas en Europa tienen que contar con la homologación de la EMA", ha apostillado.

"Por tanto, si Sputnik tiene la homologación de la EMA, pues evidentemente será una de las vacunas que incorporemos al dossier de vacunas, no solamente en Alemania, sino en todos los países de Europa, pero se tiene que producir esa homologación y aún no se ha dado", ha concluido.

Sin planes de prorrogar el estado de alarma

Por otra parte, en la citada charla con periodistas en el avión, Sánchez ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad tras la suspensión de la administración de la vacuna de AstraZeneca a menores de 60 años y se ha mantenido firme en que el Gobierno cumplirá con los objetivos marcados en el plan de vacunación: que a finales de agosto el 70% de la población esté vacunada, 33 millones de personas.

Además, Sánchez insiste en que de aquí a finales de septiembre llegarán España 78 millones de vacunas de otros laboratorios y añade que las comunidades no tienen capacidad para competir en el mercado internacional, tras conocerse esta semana que Madrid mantuvo conversaciones para adquirir la vacuna rusa Sputnik V.

El líder del Ejecutivo asegura asimismo que no trabajan con el escenario de prorrogar de nuevo el estado de alarma, que concluye ya el mes que viene, pero advierte de que en pandemia no se puede descartar nada. Ese estado de alarma termina, en principio, el 9 de mayo.

En cuanto a las elecciones del 4M, el líder socialista cree que la derecha está "en una carrera de sacos para ver quién es más radical y que el espacio de centro será decisivo" y defiende la estrategia del candidato del PSOE, Ángel Gabilondo -quien, en su opinión, ha moderado la izquierda- y ve posible el empate técnico.

Asegura además que no contempla adelantar elecciones generales y que después de pasar la pandemia esto no entra en sus planes. Sánchez afirma que tiene intención de aprobar más Presupuestos y dice estar ilusionado con la posibilidad de transformar el país y la economía.