El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece este miércoles en el Congreso para informar sobre la histórica cumbre de Bruselas, que acordó un fondo de recuperación para afrontar la crisis del coronavirus de 750.000 millones de euros y los objetivos de los 140.000 millones que le tocan a España.

Lo hace en un pleno extraordinario que cerrará el curso político después de solicitar su comparecencia a petición propia. Los presidentes tienen la obligación de comparecer ante el Pleno de la Cámara cada vez que participan en un Consejo Europeo, pero esta será la primera vez que Sánchez comparezca por este asunto en lo que va de una legislatura, que arrancó el pasado mes de diciembre.

Será a partir de las nueve de la mañana cuando Sánchez dé cuenta de las condiciones en las que España recibirá este dinero -que equivale al 11% del PIB nacional y de la que 72.700 millones corresponden a ayudas directas a fondo perdido y el resto a préstamos- y las principales inversiones a las que se destinará, principalmente a la creación de empleo, tal como ha dicho estos días.

Una prioridad para el Ejecutivo, teniendo en cuenta que en el segundo trimestre del año se han destruido más de un millón de empleos, según la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública este martes.

Condiciones del acuerdo

Sánchez hablará también de las reformas necesarias que la economía deberá acometer, por ejemplo en el campo de la digitalización y la estrategia verde, en línea con las directrices que la UE ha marcado y que condicionarán la negociación de los Presupuestos de 2021, que comenzará en septiembre.

Después de la exposición inicial del presidente, intervendrán los grupos parlamentarios por orden de representación, en el que será el último pleno de este primer periodo de sesiones de la legislatura.

La semana pasada, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde entró entre aplausos de los diputados del PSOE y Unidas Podemos por el papel jugado en Europa, Sánchez calificó el acuerdo de "histórico" y recriminó al PP que su aportación a este "logro colectivo" haya sido "cero" y que no haya "arrimado el hombro".

Desde el PP, no obstante, Pablo Casado le advirtió de que se trata de una "enmienda" a la política del Ejecutivo de coalición y le pidió que "cumpla ahora" con los españoles tras el "programa de rescate" europeo.

Repetición del dictamen de economía

El segundo punto del orden del día es la repetición de la votación del dictamen sobre economía de la Comisión de Reconstrucción Económica y Social del Congreso que tuvo lugar el miércoles y que finalmente quedó en empate porque la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, resolvió anular el voto favorable de una diputada de Podemos por una anomalía en la gestión de su voto telemático.

La diputada Marisa Saavedra votó presencialmente pese a que su grupo había comunicado que lo haría de manera telemática y así constaba en las lista oficial de la Cámara con la relación de los parlamentarios que iban a votar a distancia.