El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha revelado este lunes que los servicios secretos y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado investigan si existen posibles vínculos entre responsables políticos de las fuerzas independentistas con algunas de las plataformas que están instigando los disturbios en Cataluña. Así lo ha señalado en una entrevista en Telecinco, en la que ha prometido que en esta investigación llegarán hasta "el final".

En este sentido, Sánchez ha precisado que existen varias líneas de investigación respecto de los disturbios acaecidos en Cataluña. La primera de ellas, ha precisado, tiene que ver con "los más de 200 detenidos" que ha habido en las últimas semanas y sobre los que se deberá determinar si con sus acciones de protesta han incurrido en algún tipo de responsabilidad administrativa o penal. "No va a haber ningún delito que quede impune", ha advertido.

La investigación se centra en "ver si hay vínculos entre responsables políticos y las plataformas que agitan"

Sin embargo, una segunda línea de investigación se centra en "ver si existen vínculos entre responsables políticos y algunas plataformas que llaman a la agitación y a la violencia". "Los servicios de inteligencia y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están detrás de esta cuestión y vamos a llegar hasta el final", ha advertido.

En cuanto a esta investigación y la detención de varios CDR por parte de la Guardia Civil, 'El Mundo' ha publicado que la Audiencia Nacional ha revelado que los CDR "reportaban puntualmente" su estrategia y pasos al expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont. Mientras, fuentes jurídicas han confirmado a laSexta que esto se está investigando, pero todavía no hay pruebas concretas que demuestren la existencia de estas comunicaciones.

Defiende la actuación del Gobierno en Cataluña

Al ser preguntado por la actitud más firme que le reclama la oposición en relación con Cataluña, Sánchez ha señalado que "menos mal" que es el PSOE el que está al frente del Gobierno a la hora de gestionar esta cuestión porque la proporcionalidad y la templanza no es un signo de debilidad sino de fortaleza.

El presidente de Gobierno en funciones ha puesto en valor el trabajo de "anticipación y prevención" que ha llevado a cabo su Gobierno, que sospechaba que tras la sentencia del procés el clima en Cataluña se iba a tensionar y por eso lleva meses trabajando en mejorar la coordinación de la Policía Nacional y la Guardia Civil con los Mossos d'Esquadra.

Sánchez asegura que los independentistas quieren un Gobierno débil en España

En un intento de movilizar el voto de los indecisos, Sánchez ha avisado de que los independentistas precisamente lo que quieren es un Gobierno débil en España. A esos dos millones de electores que, según los sondeos, aún no tienen claro a quién votar o siquiera a quién darle su apoyo Sánchez les ha subrayado que su voto sí que tiene mucha importancia para que España se dote por fin de un "horizonte de estabilidad" que rompa el bloqueo política en que se encuentra instalado el país.

En opinión de Sánchez, sólo el PSOE garantiza "un proyecto político" para España, equipos competentes para llevarlo a cabo y presencia en todo el país como ninguna otra fuerza que permite a los socialistas ser capaces de vertebrar el país. El resto de fuerzas políticas sólo tienen un proyecto "para las dos próximas semanas" y pasa por que no gobierne el PSOE, ha denunciado.