Tras el rechazo del Tribunal Supremo a los indultos a los condenados por el procés independentista, fuentes del Gobierno han asegurado a laSexta que el Ejecutivo actuará basándose "en los principios constitucionales".

Además, recuerdan que el informe del alto tribunal, que apunta a que las penas son proporcionadas y destaca la falta de arrepentimiento de los presos, es "perceptivo pero no vinculante". Asimismo señalan que "cada poder del Estado tiene que hacer su función".

Se trata de un informe que el líder de la oposición, Pablo Casado, ha tildado como "demoledor". "Iremos hasta el final para defender la Justicia", ha advertido. Cuca Gamarra, portavoz del PP, ha señalado que de darse los indultos "sería una vergüenza y una traición a los españoles y a la propia historia del PSOE" y ha advertido que "si esto se llega a producir", el PP "recurrirá".

Asimismo, el secretario de Justicia del PP, Enrique López, ha señalado que espera que "el Gobierno escuche" al Supremo, porque de lo contrario usarán "todas las opciones legales para recurrir": "Si no lo hacen, humillarán a España".

Una postura similar ha adoptado Inés Arrimadas, que ha asegurado que la intención de los independentistas "es reincidir y vulnerar la base de la convivencia": "Le exijo a Sánchez que no pase por encima de la justicia. No hay perdón ni privilegio posible para estos golpistas. Nos quieren humillar concediendo el indulto. Que no se le ocurra al Gobierno hacerlo".

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, sí se ha mostrado a favor del indulto y ha señalado que "tiene sentido en un caso como este": "Hay razones de equidad y justicia. Razones de utilidad público que aconsejan recurrir a este mecanismo".

En este sentido ha recordado que "la mayoría de informes de petición de indultos son negativos" y ha explicado que "el PP otorgó decenas de indultos con informes negativos de los Tribunales".

El Tribunal Supremo se ha pronunciado poco después de que Sánchez y Casado hayan protagonizado un duro rifirrafe en el Congreso a cuenta de los posibles indultos. El presidente del Gobierno ha asegurado que "tomará su decisión en conciencia" y ha dicho que "la Constitución recoge el castigo y la concordia, hay un tiempo para el castigo y otro para la concordia".

Unas palabras con las que ha respondido a los ataques de Pablo Casado que le ha acusado de querer "indultar a quienes han atacado las leyes, han reventado la concordia y han dinamitado la convivencia" de todos los Españoles. "Cumplir la ley no es revancha, dar un golpe a la legalidad no es un valor constitucional. Usted es presidente de España gracias a los que quieren acabar con España", ha dicho el líder del PP.

Sánchez ha recordado que "a quien le hicieron un 1 de octubre no fue a este Gobierno progresista, sino al del PP". "Usted mismo antes del 14 de febrero recordó que la gestión que hizo su gobierno fue un desastre y que estaba en contra de esa gestión, mantenga esa palabra", le ha dicho a Casado.

El PP anuncia que irá al Supremo si hay indultos

En la sesión de control, Casado ha asegurado que recurrirán "al Tribunal Supremo los indultos" y ha avisado de que cuando lleguen al Gobierno modificarán "la ley de indultos para delitos de sedición y rebelión y el Código Penal para sancionar los referendos ilegales".

Finalmente, Sánchez le ha pedido compromiso a Casado con el Estado: "Usted podría al menos comprometerse con el Estado igual que el PSOE cuando apoyó a su Gobierno en un momento como el 2017, con la declaración unilateral de independencia que hicieron a su Gobierno, a su partido. Ustedes si que no defendieron la integridad territorial".

En el PP, según informa María Llapart, opinan que es insólito y de extrema gravedad, y creen que a Sánchez le costará explicárselo a su electorado. Opina la dirección de Génova que se incumplen todos los parámetros de indultos y que Sánchez también incumple su propias palabras.

Aseguran que el presidente negó que fuera a conceder los indultos en el debate electoral de 2019 y sostienen que si se concede el indulto, sería el primero que se basa en la reincidencia y no en el arrepentimiento. Creen que no debería hacer firmar al rey eso y que un presidente del Gobierno tiene que ser responsable con lo que hace.

Por su parte, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha señalado que iban a esperar a que llegaran "los informes del Tribunal Supremo" para "analizar" uno por uno los posibles indultos a los presos del procés y así llevar una "propuesta" al Consejo de Ministros.