El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que España donará a los países de América Latina y el Caribe entre el 5 y el 10% de las vacunas contra el coronavirus adquiridas para este año. Esto ocurrirá una vez que se alcance el 50% de la vacunación de la población española.

Así lo ha desvelado en su intervención en el pleno de la XXVII Cumbre Iberoamericana que se celebra en Andorra, aclarando que en total serán "al menos 7,5 millones de dosis" del total que reciba España este año. De esta manera, Sánchez ha recalcado su compromiso con América Latina y con que el acceso a las vacunas sea "equitativo y universal", para justificar la decisión del Gobierno.

También ha querido dejar claro que este anuncio no compromete en ningún caso al plan de vacunación ni afecta al compromiso del Gobierno de alcanzar el objetivo de que el 70% de la población española esté vacunada a finales de agosto.

Así, según el calendario anunciado por el propio Sánchez a principios de abril, la meta del 50% se alcanzaría durante el mes de julio, ya que para mediados de ese mes estarán vacunados 25 millones de ciudadanos. Por lo tanto, la entrega a estos países se haría "antes" de agosto y se distribuirán a través del mecanismo COVAX, del que forma parte España junto con otros países, con apoyo de la Organización Panamericana de Salud (OPS) "según las necesidades de cada país" que estime este organismo, ha indicado.

El Gobierno prepara una propuesta sobre las patentes de las vacunas

Durante su rueda de prensa, el presidente del Gobierno ha hecho otro anuncio: el Gobierno está preparando una propuesta en relación con el debate abierto en torno a las patentes de las vacunas contra la COVID-19, insistiendo en que estas no pueden ser "un freno" en la lucha contra la pandemia.

Sánchez ha insistido en que las derechos de propiedad intelectual "no pueden ser freno, tienen que ser una de las soluciones para garantizar la vacunación de la población mundial cuanto antes". Por ello, ha dicho, España quiere "liderar en el seno de la UE y de la OMC un debate sobre las patentes y sobre la accesibilidad equitativa y universal a la vacuna".

Mientras tanto, el Gobierno "está trabajando ya en una propuesta que plantearemos a los miembros de la UE y en el seno de la OMC".