El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado un nuevo Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) sobre microchips y semiconductores dotado con una inversión pública de 11.000 millones de euros.

El Gobierno tiene en cuenta que "los semiconductores son un elemento básico de todos los sectores energéticos y adquieren una importancia geoestratégica mundial en un contexto de transformación digital". Así lo ha destacado el presidente durante su intervención en la segunda edición del 'Wake Up, Spain!' bajo el lema 'Aprendizaje, crecimiento y sostenibilidad en la Europa solidaria'.

Precisamente la escasez de microchips y semiconductores fue la causa de importantes cuellos de botella en la economía mundial tras los confinamientos de la pandemia, por lo que la Unión Europea mostró su intención de aumentar la fabricación de estos componentes para reforzar su autonomía. En España, esta escasez bloquea la fabricación de coches y productos tecnológicos.

En este contexto, Sánchez ha expresado su deseo de colocar al país "a la vanguardia del progreso industrial y tecnológico", para lo que este Perte sería "una gran apuesta". "España no va a perder la carrera ante la tecnología más avanzada", ha defendido.

La importancia de invertir en microelectrónica

Los microchips son el corazón de todos los aparatos que utilizamos hoy: la base de ordenadores, teléfonos y transportes, que hoy se fabrican y se ensamblan en Asia. El año 2021 cerró con nueve de cada diez microchips fabricados en ese continente, mientras que Estados Unidos fabricó el 6%, y Europa, con Países Bajos a la cabeza no llegó al 5%.

La inversión privada es clave, porque levantar fábricas como las que ha anunciado Intel en Alemania cuestan tres años y 20.000 millones. Y pese a la gran cantidad de desembolso, la inversión evitaría situaciones como la gran escasez que se ha generado en pandemia, y que todavía tiene en jaque al sector de la automoción.

Los otros Perte que desarrolla España

Los Perte, una de las patas principales del Plan de Recuperación, son proyectos estratégicos para el futuro de la economía española que el Gobierno pretende impulsar mediante la colaboración entre administraciones, empresas y centros de investigación.

Ahora mismo hay nueve Perte aprobados: vehículo eléctrico, salud de vanguardia, energías renovables, agroalimentario, nueva economía de la lengua, economía circular, industria naval, aeroespacial y ciclo del agua.

A estos hay que sumarles uno más anunciado, de la economía social de los cuidados, y este de los microchips.

Durante su intervención, Sánchez ha destacado que España está liderando la ejecución de los planes de recuperación en Europa y que ya ha recibido un total de 19.037 millones de euros de la Comisión Europea. "Recibir los fondos es el primero de los desafíos, pero el reto importante es ejecutarlos con rapidez, de manera eficiente" y que "impacten en la vida cotidiana de las personas", ha insistido el presidente, quien ha añadido que para ello la administración general del Estado ha realizado "un enorme esfuerzo" desde que se aprobó el plan hace nueve meses.