A una semana de que se celebre la moción de censura de Vox contra el Gobierno, Pedro Sánchez mira hacia Pablo Casado, al que insta a "que no se deje arrastrar en la estrategia de provocación, insultos y confrontación que lidera la ultraderecha".

Así se ha expresado durante la sesión de control de este miércoles en el Congreso, durante el turno de réplica a Santiago Abascal, quien ha aseverado que el Ejecutivo de Sánchez tendrá "la moción de censura que merecen como ningún otro Gobierno lo ha merecido durante toda la democracia".

El presidente, sin embargo, se ha dirigido también al líder del PP en su respuesta. "Fíjese lo que está haciendo usted abriendo la puerta a la ultraderecha. Fíjese lo que está haciendo con su estrategia de oposición, de crispación, de provocación y de insultos", ha aseverado Sánchez, que momentos antes se ha referido al PP como "un partido antisistema que no cumple con la Constitución" desde que lo lidera Casado.

"Reflexione, piense qué va a hacer durante la próxima semana en la votación de la moción de censura: si va a votar a favor, si va a votar en contra o se va a abstener y se va a poner de perfil ante una moción de censura liderada por la ultraderecha", ha apremiado Sánchez a Casado.

"Le insto a que rectifique, a que centre su partido, a que lo modere, a que cumpla con la Constitución y vuelva a ser el PP un partido de estado", ha sentenciado el líder socialista.

Por su parte, el líder de Vox ha tachado de "nueva falta de respeto" que Sánchez optara por dirigirse también a Casado en su réplica. "No se respeta ni a sí mismo, ni a sus propios electores. Suba a esa tribuna, pida perdón a los españoles y márchese de una vez por todas", le ha exigido

"Este es un Gobierno legítimo", le ha respondido por su parte el presidente del Gobierno, que no obstante ha vuelto a referirse a Casado. "Ya veremos qué apoyos concita su moción de censura la próxima semana, por eso insto al señor Casado a que no se deje arrastrar en la estrategia de provocación, insultos y confrontación que lidera la ultraderecha".