El presidente del Gobierno ha confirmado que la próxima semana llamará a los presidentes autonómicos, también a Quim Torra, pero que antes se reunirá con el líder del PP, Pablo Casado, y la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas.

Sánchez, desde Bruselas, ha criticado la postura del Partido Popular y elogiado la de Esquerra, con quien el PSOE mantiene negociaciones. "Hay tres actitudes desde el 10 de noviembre, la del PSOE y Unidas podemos, que hemos dejado atrás las rencillas pasadas; la de los nacionalistas e independentistas", y aquí ha agradecido "que haya levantado la mano y que no se desentiende de que pueda facilitar o no la gobernabilidad".

Sánchez agradece a ERC "que no se desentienda de facilitar la gobernabilidad".

Duras críticas al PP

"Y luego hay otro bloque, del PP y la ultra derecha (en referencia a Vox). De la ultraderecha me lo espero, pero del partido que va dando lecciones de constitucionalidad y de que es un partido de Estado (...) No entiendo que después de haber votado los españoles cinco veces este año donde ha ganado el PSOE con distancia a la segunda fuerza política, continúa con el bloqueo y la no facilitación para formar Gobierno".

En cuanto a las llamadas a los presidentes autonómicos, asegura que es muy importante hablar con ellos "porque hay elementos que tienen que ver con la financiación autonómica, la sanidad, infraestructuras, el día a día, también de los catalanes, y eso se lo voy a trasladar a Torra y al resto de los presidentes autonómicos".

Primero a Urkullu y después a Torra

Ha confirmado que el orden de llamadas será el de costumbre, por antigüedad de los estatutos autonómicos, con lo cual al primero que llamará será al lehendakari, Íñigo Urkullu, y al segundo, a Quim Torra: "No creo que tampoco haya problema".

Este jueves desde el Govern han manifestado que esa llamada "no soluciona el problema", creen que es insuficientes y eso que Torra se ha quedado en reiteradas ocasiones porque, según ha dicho, ha llamado a Sánchez y éste no le coge el teléfono.

Ha explicado que seguirá el orden habitual; primero llamará a Urkullu y luego a Torra.

El lunes, con Casado y Arrimadas

Sánchez el lunes 16 se reunirá con Casado y Arrimadas en el Congreso. El primero ya ha dicho que no apoyará la investidura del líder socialista, ni se abstendrá. Y dice que tiene otra alternativa, negociar y buscar el acuerdo con Ciudadanos y Navarra Suma.

Arrimadas, en Al Rojo Vivo, ha insistido en su propuesta, la de los 221 escaños del PSOE, PP y Ciudadanos, y descarta facilitar la investidura de Sánchez porque dice que los votantes de Ciudadanos no les votaron para hacer vicepresidente a Pablo Iglesias.

En cuanto a las fechas para la investidura, "lo primero para llegar a un buen puerto es tener unas negociaciones discretas. Luego el acuerdo que se haga publico. Discreción en la negociación, y publicidad cuando lleguemos al acuerdo".