Casado ha explicado que su comida con exministros es un encuentro planificado "desde hace días" y refleja que prácticamente dos terceras partes de los exministros se sienten identificados con su proyecto, así como la propia secretaria general del partido.

Sobre posibles presiones de Rajoy para que no se celebrara este encuentro, Casado ha afirmado que le "consta" que no ha sido así y que, por el contrario, el aún presidente el partido se ha comprometido a mantener la neutralidad "absolutamente exquisita" en este proceso y "lo está cumpliendo".

 

Un encuentro al que Soraya Sáenz de Santamaría ha querido contraprogramar mostrando una fotografía comiendo pizza en la sede de Génova junto a Javier Arenas, Fátima Báñez, José Luis Ayllón o Alfonso Alonso entre otros.