Este miércoles, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y la dirección del Hospital Isabel Zendal interpusieron una denuncia ante la Policía para solicitar una investigación por presuntos robos y sabotajes en sus instalaciones sanitarias.

laSexta ha tenido acceso a este documento, en el que se detallan los materiales sustraídos, como carros de parada, laringoscopios, conexiones de oxígeno de ventiladores de pared, un ordenador portátil o una pantalla de broncoscopio. Estos robos habrían tenido lugar a lo largo de la semana del 25 de enero.

En la denuncia, especifican que el ordenador portátil fue encontrado "por casualidad" días después, al igual que una de las conexiones de oxígeno de pared. Añaden que a las zonas próximas a los pacientes tienen acceso de forma habitual el personal sanitario, el personal de limpieza, los celadores y el personal de mantenimiento.

Además, se detallan los "sabotajes" llevados a cabo en esa misma semana, como desenchufar los termos eléctricos utilizados por pacientes y personal sanitario o arrojar compresas, guantes, batas, empapadores o EPIs al inodoro para atascarlo.

Hay un testimonio adicional de un agente de seguridad que afirma que una persona que "no recuerda exactamente quién" le traslado que se estaba encontrando algunos grifos con sensores automáticos cubiertos de papel de celofán, algo que deja sin agua los lavabos.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado esta semana que estas acciones estaban siendo investigadas y que prepararían esta denuncia para conocer "quién está haciendo los sabotajes en el Zendal".

A continuación, puedes consultar la denuncia interpuesta a la Policía por la dirección del Hospital Isabel Zendal y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid: