Gabriel Rufián ha contestado a las críticas de Carles Puigdemont a la mesa de negociación entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el Gobierno de Catalunya. El expresident apuntó este fin de seman en un acto en Perpiñán que ese diálogo "no es útil porque no se ha llegado a ningún acuerdo" y lo que les "interesa son las decisiones".

"Está muy bien que te aplaudan en Perpiñán, pero el reto es que te aplaudan en Cornellà, en Santa Coloma o en Sabadell", ha replicado el portavoz de ERC en el Congreso.

Además, Rufián ha apuntado que el dilema para el independentismo está entre "el dialogo, el entendimiento, el reconocimiento mutuo y la política" o "la magia, humo, atajos y simbolismo".

Dice que "se equivoca" quien cree que esa Mesa de Diálogo nace de la inocencia de ERC y ha lanzado un mensaje al expresident: "A nosotros no nos verán sentados en una mesa de diálogo y de negociación en Moncloa entre semana para despreciarla en un mitin el fin de semana en Cataluña".

El político también ha aprovechado su comparecencia para apuntar que su partido no está tendiendo la mano "a cambio de nada" y rechaza usar esa mesa para hablar de "causas personales" o hacer un "intercambio de cromos".