La aprobación de los indultos y la excarcelación de los líderes del procés será clave para que el Ejecutivo español retome el diálogo con Cataluña. Así se ha escenificado este mismo miércoles en el debate entre Pedro Sánchez y Gabriel Rufián en la sesión de control al Gobierno.

El diputado de Esquerra Republicana Gabriel Rufián ha agradecido a Sánchez "su valentía frente a la jauría" tras aprobar esta medida de gracia, si bien ha cuestionado que su postura frente al independentismo antes no era la misma. "Me pregunto si es valentía o necesidad porque usted hace dos años habló de fiscalía, hoy habla de política", ha señalado en una de sus intervenciones.

Por su parte, el líder del Ejecutivo le ha agradecido "sus palabras" y le ha instado a construir "concordia" y dejar atrás "la discordia" porque, argumenta, "es un lastre para la convivencia y el progreso". "Tanto la sociedad en Cataluña como en España se merecen un nuevo tiempo", ha manifestado al respecto.

Pedro Sánchez también ha recordado que la postura del Gobierno "ha sido siempre pública y notoria y es por la que va a transitar España" porque "ya no es cuestión de que la autodeterminación sea anticonstitucional, es que no podemos seguir fracturando a la sociedad catalana". Así, se ha dirigido a la bancada independentista para decirles que unión tiene que basarse "en la legalidad" y deben "defender el pacto constitucional y el Estatuto de Cataluña".

Ya no es cuestión de que la autodeterminación sea anticonstitucional, es que no podemos seguir fracturando a la sociedad catalana"

Sánchez

Tras estas declaraciones, Gabriel Rufián no se ha referido a la amnistía o la autodeterminación, pero sí cree que todavía hay mucho "camino por recorrer", haciendo alusión a reformas "en el Código Penal o en la Ley Mordaza". "Ustedes no serán un gobierno de izquierdas real mientras que haya una sola persona amenazada o encarcelada por manifestarse", ha señalado en este sentido.

Además de estas interpelaciones, tanto el diputado independentista como el presidente del Gobierno se han referido a varias alusiones de Pablo Casado. El primero le ha recordado que la Constitución recoge los indultos en el artículo 62 y ha dicho que "no se lo sabe la lección porque eso es lo que pasa cuando te regalan un máster" después de que este dijera que no admite la legalidad de esta medida.

Por su parte, el líder del Ejecutivo ha defendido que su Gobierno no actúa de espaldas al Parlamento, sino que en el Parlamento las dos iniciativas presentadas por el PP han sido tumbadas con 190 votos a favor de los indultos.

Más dura contra el Gobierno se ha mostrado la diputada de Junts per Catalunya, que ha cuestionado si el presidente está "dispuesto" a seguir adelante y mirar hacia la ley de amnistía, hablar de "referéndum pactado" o "terminar con la represión". Si no es así, dice, el paso de aprobar los indultos solo supondrá una "reedición del régimen del 78".

Ustedes no serán un gobierno de izquierdas real mientras que haya una sola persona amenazada o encarcelada por manifestarse"

Rufián

Además, se ha referido al informe del Consejo de Europa, que ha pedido a España que considere "la posibilidad de poner fin a los procedimientos de extradición" contra Carles Puigdemont y el resto de políticos huidos de España, así como abandonar los procesos aún en curso de funcionarios de rango inferior.

"Europa aprobó un informe demoledor que da visibilidad que aquí se han empeñado en ocultar. No pueden hacer ver que no hay presos políticos exiliados, una macrocausa contra el independentismo o este informe que exige a España revertir esta situación", ha dicho Nogueras en su intervención en la Cámara Baja.

Ante de estas declaraciones, también ha defendido que "conceder indultos a presos no resuelve el conflicto político". Algo en lo que Pedro Sánchez se ha mostrado de acuerdo, reconociendo que "la medida de gracia no va a resolver lo que está ocurriendo en Cataluña, pero sí hay que hacer un ejercicio de reflexión por parte de todas las partes implicadas". "Esta pandemia ha demostrado la importancia de convivir, trabajar unidos. Nuestra voluntad es impulsar un nuevo tiempo de concordia", ha sentenciado Pedro Sánchez.