"Tengo una gran indignación por todas las falsedades que se están vertiendo". Así ha arrancado Luis Rubiales, Real Federación Española de Fútbol (RFEF), la rueda de prensa en la que ha dado explicaciones sobre todo el caso de las comisiones millonarias y la gestión del contrato por el que la RFEF se llevó la Supercopa de España a Arabia Saudí y en el que intermedió el jugador del Barcelona, Gerard Piqué.

Rubiales ha dejado claro que "todo lo que se ha hecho se ha comunicado", y que el contrato que centra la publicación de El Confidencial "ya está desfasado", pues tenía una validez de tres años y no es el que se encuentra vigente en estos momentos.

El dirigente de la RFEF ha dado su versión sobre cómo se gestó el contrato con Arabia Saudí y ha detallado que fue Kosmos quien propuso un "cambio de formato de la Supercopa", cambio, por otro lado, que asegura que él había ya ideado y promovido en campaña electoral.

Una vez "empiezan a trabajar", ha dicho, se hicieron propuestas sobre varios países, entre ellos Estadios Unidos, Catar, China o India, y ha proseguido diciendo que "finalmente se le dice de manera muy clara que la relación económica Kosmos la tendrá con Arabia Saudí".

Tras ello, Rubiales ha insistido en que "la RFEF ni ha pagado, ni paga, ni pagará ni un solo euro de comisión a nadie por esta operación".

La operación a la que se refiere en todo momento el presidente de la Federación es sobre el contrato que firmó la RFEF con Arabia Saudí para trasladar la Supercopa a ese país, y por el que la empresa de Gerard Piqué, Kosmos, intermedió, logrando una comisión de de 24 millones de euros y 400, según Rubiales, para la institución española. El diario El Confidencial ha publicado desde el lunes audios y documentos a los que ha tenido acceso en los que se escucha cómo Rubiales y Piqué gestionaron la operación, definieron las condiciones de las comisiones que se iban a llevar los equipos por jugar la competición y cómo incluso intentaron tirar del rey emérito para que influyera en las negociaciones con Arabia Saudí.

"Campaña de desprestigio"

En su declaración, Rubiales ha afirmado que "pocas o ninguna de las informaciones" que han salido sobre la operación de la Supercopa de España en Arabia Saudí "son ciertas", y defendió que se ha hecho "una gestión clara, limpia, transparente, honesta y, sobre todo, beneficiosa para el fútbol español" que ha dado "400 millones para el fútbol español, no 240, con el 50 por ciento para participantes y 50 o un poco más para el fútbol modesto".

El presidente de la RFEF asegura estar sufriendo desde su llegada a la presidencia de la RFEF una "campaña continua de erosión, desgaste y total desprestigio", situación que en este caso ha llegado al "límite".

Rubiales, que ha hablado a los medios desde la sede de la RFEF, ha reprochado que se esté atendiendo al "problema real, que es que me han sustraído del teléfono de manera ilegal información".

"Tengo claro quién está detrás de esto"

El presidente de la RFEF ha explicado que ha esperado hasta hoy para dar explicaciones porque han tenido que "hacer una gestión" con el país árabe para permitirles hablar sobre el asunto, ya que el contrato que les vincula obliga a confidencialidad. Aunque no ha sido hasta este miércoles cuando ha dado largas explicaciones, ya el martes rompió su silencio al respecto para denunciar que cree tener "claro quién está detrás de esto". También habló en Más Vale Tarde el director de comunicación de la RFEF, Pablo García Cuervo, quien defendió la operación de la Federación: "No hubiera sido ético dar la espalda a esa operación". Lo puedes ver en el siguiente vídeo.

Las explicaciones de Piqué

El futbolista Gerard Piqué dio su versión el mismo lunes en el que El Confidencial publicó la exclusiva. A través de su canal de Twich dijo que también que todo era legal, que no tenía "nada que esconder", y que no encontraba en la operación ningún problema ético ni conflicto de intereses por la operación. Es más, defendió que la comisión que cobró su empresa por mediar en el acuerdo, 24 millones de euros en total, era "estándar" en ese mercado: "En el mundo en el que nos movemos un 10% es totalmente de mercado, te diría que es relativamente bajo".

Piqué mantuvo un tono vehemente en la rueda de prensa, e incluso llegó a abroncar a voces al periodista Juan Castaño, que puedes ver a continuación: