Al menos 345 tarjetas bancarias, sin control, vinculadas a 47 entidades de la Comunidad de Madrid y 2 consejerías y con un gasto de 15 millones de euros de dinero público entre 2008 y 2015 durante los gobiernos de Aguirre y González. Así fue la falta de control que reconoce el presidente en funciones de la Comunidad y que, asegura, ya no existe.

"No existía un protocolo, un manual, pero en estos momentos no tenemos ninguna tarjeta en el Gobierno de la Comunidad de Madrid", detalla Pedro Rollán. El informe de la Cámara de Cuentas recoge que hay más de 173.000 euros sin justificantes.

Además se registra que una tarjeta perteneciente al Consorcio de la Institución Ferial de Madrid gasta más de 86.000 euros, de los cuales casi la mitad, 40.000, están sin justificar. Algo que al PSOE le parece "deleznable", como el propio portavoz de los socialistas en el Senado, Ander Gil, afirma.

Ciudadanos también opina sobre dicho informe. Aunque la portavoz del Comité Ejecutivo de la formación de Albert Rivera, Lorena Roldán, destaca que no afecta a su acuerdo con el PP en la Comunidad, también lamenta que forma parte de "una práctica típica del bipartidismo para usar las instituciones de su cortijo".

Eduardo Rubiño, senador de Más Madrid, también lo critica y califica de "vergonzoso". Eso sí, esto es parte de lo que se gastó porque hay organismos que no han querido facilitar información a la Cámara de Cuentas.