El presidente del Parlament catalán, Roger Torrent, ha condenado los actos ocurridos en la Plaza de Artós, donde un grupo neonazi ha irrumpido con banderas y cánticos franquistas.

Torrent ha catalogado como "incomprensible que un grupo de neonazis armados pueda cruzar media ciudad hasta el centro de Barcelona y esté apaleando gente impunemente", en referencia a la agresión que han propinado a un joven. El presidente del Parlament ha precisado de "responsabilidades" y ha asegurado que "no se entiende". "Basta", ha sentenciado.

 

Un grupo de neonazis ha acorralado a un joven en la unión de las calles de Balmes y Roselló. Con palos y haciendo uso de sus propias manos, han agredido de forma reiterada al joven, que ha quedado tendido en el suelo mientras varios vecinos acudían a socorrerle.