La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, utilizó un visado falso del Colegio de Aparejadores para tramitar los planos de la obra de un loft en 2005, según denunció esta entidad.

Sin embargo, 'El País', que ha tenido acceso al expediente del caso, ha relevado que continuó utilizando ese sello en más proyectos hasta el año 2016. En la actualidad, no habría prescrito un presunto delito de falsificación del documento público, que prescribe a los cinco años.

La dirigente del partido de extrema derecha, que tramitó proyectos como arquitecta entre los años 2002 y 2009 sin tener el título, utilizó un visado falseado en una petición de licencia que presentó en el consistorio madrileño el 20 de julio de 2016.

Utilizó un visado falseado en una petición de licencia que presentó en julio de 2016

Monasterio utilizó un 'copia y pega' en varios trámites de un sello original de 2005, con el que tramitó una obra para Arturo Valls. Cabe recordar que el presentador presentó una denuncia contra ella por convertir un local comercial en vivienda sin contar con la licencia necesaria.

Debido a esta revelación del citado medio, el grupo municipal de Más Madrid presentará una denuncia contra Rocío Monasterio ante la Fiscalía por un supuesto delito de falsedad del documento público.

Tras conocerse esta noticia, la líder de Vox en Madrid ha respondido a través de las redes sociales, asegurando que no ha falseado los visados y que cumplió con un requerimiento en el consistorio al aportar las copias de un expediente. "Aportar en el Ayuntamiento en 2016 copias de un expediente de 15 años no es falsear un visado, es cumplir con lo que te piden", ha destacado.