Arturo Valls ha demandado a Rocío Monasterio por convertir un local comercial en vivienda sin contar con licencia.

Según ha publicado El País, el presentador contrató a Monasterio en 2005 para realizar la transformación del local, pero el estudio habría hecho las obras sin licencia.

Según Arturo Valls, Rocío Monasterio le habría dicho que podía tramitar el cambio del local, sin embargo, sólo habría enviado la solicitud inicial, sin completar todo el procedimiento necesario, por lo que este quedó archivado y la vivienda figura en el registro como un local comercial.

La propia Rocío Monasterio fue quien firmó los planos de la obra en 2005 a pesar de que entonces carecía del título de arquitecta, que obtuvo años después.

Después de que la información haya salido a la luz, Rocío Monasterio se ha pronunciado a través de Twitter.

"Anda... un progre que manda a su manager a que compre un local comercial a nombre de una sociedad, se evita el ITP, recupera el IVA, se desgrava el coste de la obra, y lo alquila a terceros durante años, pero resulta que quería una vivienda... y 15 años más tarde, ¡ahora caigo!", ha escrito.

 

Este caso se suma a una lista de irregularidades urbanísticas, que ha desvelado El País, presuntamente cometidas por Monasterio junto a su marido, Iván Espinosa de los Monteros.