Los altercados producidos en el mitin de Vox en el barrio de Vallecas han generado la reacción de diversos políticos nacionales y madrileños.

En este sentido, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha condenado tajantemente cualquier tipo de "violencia" en este tipo de eventos: "Ningún tipo de violencia tiene cabida nunca en ningún sitio. Precisamente aspiramos a una sociedad tolerante en convivencia y en paz, en la que cada uno pueda tener sus ideas respetando a los demás", ha expresado la dirigente en un acto en la base militar aérea de Getafe.

También, desde la oposición, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha mostrado su rechazo a la actitud de los vecinos vallecanos durante la convocatoria de Santiago Abascal: "Quiero condenar rotundamente los actos de violencia que sufrieron ayer los representantes de Vox. En democracia, el arma es la palabra, y cualquier piedra arrojada sobre un demócrata la sufrimos los demás", indica el popular, que incide en que su "preocupación" es que haya partidos "que forman parte del Gobierno que justifiquen y alienten estos ataques".

Así, Casado hace referencia a los comentarios de Irene Montero que, desde sus redes sociales, ha mostrado su apoyo a los vallecanos: "Los vecinos de Vallecas defienden su barrio del racismo, del machismo, de la lgtbifobia, del odio al pobre. El problema es de quienes blanquean las provocaciones y la violencia de la ultraderecha. Más feminismo, servicios públicos y empleo digno para que no extiendan su odio", escribe.

 

Por otra parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también ha entrado a valorar los altercados: "Nunca hay que ponerse del lado de los violentos. Hay que condenar todo tipo de violencia, sea en las calles o donde sea", ha indicado en un acto por la tauromaquia este jueves, mientras ayer también señalaba la "apropiación" de los partidos de izquierda de ciertos espacios de la ciudad: "Madrid es de todos. También, en un momento en el que la extrema izquierda se derrumba en los barrios que se creían suyos", escribe en su cuenta de Twitter.

Asimismo, según Ángel Gabilondo, candidato socialista a los comicios del 4M, asegura que hay que "frenar el extremismo" evitando la confrontación: "Estamos en una espiral que hay que frenar con toda claridad porque el extremismo alimenta al extremismo; nosotros no queremos la confrontación ni la radicalidad. Queremos que cada cual exprese sus ideas y que con convicción nos expresemos todos en la votación. La responsabilidad es nuestra", asevera.

Sobre el lugar en cuestión, el candidato de Ciudadanos a las elecciones madrileñas, Edmundo Bal, ha deslizado que Vox no eligió el mejor sitio para hacer campaña, pero también condena la violencia: "Condeno enérgicamente este tipo de atentados a la libertad, este tipo de agresiones injustificadas. A lo que es el ejercicio de la libertad de participación política de hacer un mitin donde uno quiera, independientemente de que a cada uno de nosotros nos pueda parecer mejor o peor el lugar elegido", sentencia.

Junto con eso, también ha opinado sobre el tema la candidata de Más Madrid, Mónica García: "Con esas asociaciones de vecinos, ese empuje vecinal de Vallecas, no va a venir el partido de la España jeta a robarles todo eso", concluye.