Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, descarta una intervención pública en el mercado mayorista de la energía para limitar los precios, que este lunes vuelven a marcar un récord histórico. Ha admitido que el recibo de la luz que pagan los 10 millones de hogares sometidos a la tarifa regulada eléctrica (PVPC o precio voluntario para el pequeño consumidor) se incrementará en 2021 un 25,8%: llegará hasta los 644 euros anuales frente a los 512 euros que abonaron de promedio en el ejercicio anterior.

En una comparecencia en el Congreso de los Diputados, Ribera ha rechazado la petición de Unidas Podemos, su socio de coalición, de fijar precios máximos o mínimos en el mercado de la luz. La ministra ha recordado así que existe una "prohibición expresa" en el derecho comunitario para establecer precios en los mercados mayoristas y la obligación de aplicar precios marginales.

"Este Gobierno jamás va a impulsar la adopción de medidas que sepamos de antemano que son frontalmente contrarias al derecho comunitario", ha zanjado la vicepresidenta tercera, que cree que "eso es lo peor que se puede hacer".

Reconoce que la factura será más cara este año

Por otro lado, la responsable de Transición Ecológica ha avanzado nuevos cambios en la tarifa regulada PVPC para tratar de estabilizar la factura. De este modo, la supresión del impuesto eléctrico del 7% se prorrogará hasta final de año, como el IVA al 10%.

Tras admitir que los consumidores van a pagar un 25% más este año en la factura de la luz, ha destacado que el objetivo del Gobierno es crear un sistema de precios asequibles para todos y lograr así reducir el coste al menos un 15%.

Es en este ámbito donde ha encuadrado el Fondo Nacional de Sostenibilidad, para eliminar peajes de la factura, y los mecanismos aprobados para rebajar los llamados 'beneficios caídos del cielo' para las nucleares y eléctricas. Ambas medidas acaban de iniciar su tramitación en el Congreso.

Ribera también ha reconocido que mañana el precio de la luz batirá nuevo récord y ha dicho sobre las eclécticas que no han mostrado "ninguna empatía social". "Aunque suene a broma, la empatía social cotiza en bolsa", ha añadido.

A esto se suma el apoyo de la ministra a una medida propuesta por Más País-Equo, Compromís y Nueva Canarias para crear una comisión en el Congreso para estudiar las causas de las constantes subidas del precio de la luz.