El rey emérito Juan Carlos I ha anunciado su voluntad de dejar de desarrollar actividades institucionales y completar su retirada de la vida pública a partir del próximo 2 de junio, cuando se cumplen cinco años desde su abdicación.

Así se lo ha comunicado a su hijo, el rey Felipe VI, en una carta hecha pública por el Palacio de La Zarzuela, en la que pone fecha al momento en que dejará de representar a la Casa Real en actos públicos.

"A lo largo de estos últimos años, desde mi abdicación de la Corona de España el 2 de junio de 2014, he venido desarrollando actividades institucionales con el mismo afán de servicio a España y a la Corona que inspiró mi reinado", comienza su misiva el monarca emérito. "Ahora, cuando han transcurrido casi cinco años desde aquella fecha, creo que ha llegado el momento de pasar una nueva página en mi vida y de completar mi retirada de la vida pública", agrega.

"Desde el año pasado, cuando celebré mi 80 cumpleaños, he venido madurando esta idea", detalla Juan Carlos en su carta, asegurando que se reafirmó en esta decisión cuando se conmemoró el 40 aniversario de la Constitución, en diciembre del año pasado.

"Un acto solemne, lleno de emoción para mí, que me hizo evocar, con orgullo y admiración, el recuerdo de tantas personas que contribuyeron a hacer posible la Transición política y renovar mi sentimiento de permanente gratitud hacia el pueblo español, verdadero artífice y principal protagonista de aquella trascendental etapa de nuestra historia reciente", añade.

"Con una firme y meditada convicción, hoy te expreso mi voluntad y deseo de dar este paso y dejar de desarrollar actividades institucionales, a partir del próximo 2 de junio", concluye el rey Juan Carlos.