El rey Felipe y la reina Letizia han viajado hasta la isla de La Palma para conocer de cerca la situación de la erupción y encontrarse con los vecinos que han tenido que ser desalojados.

Un encuentro muy emotivo en el que el que el jefe del Estado ha dejado claro que los afectados tendrán toda la ayuda necesaria para afrontar la recuperación. Así lo ha hecho saber, ante las cámaras, a todos los allí presentes.

"Esto es una tragedia, sin duda. No es fácil ponerse en el lugar de los que han perdido tanto en estos días. No van a faltar ayudas para la recuperación de vuestras vidas, vuestra actividad y vuestro futuro", ha declarado al respecto.

Por su parte, la reina Letizia ha recordado a todos los niños y niñas que, además de su casa, también han perdido el colegio en el que iban a empezar el curso. Y es que, en el municipio de El Paso, se ha llegado a quemar, incluso, el colegio.

"Los niños se han quedado sin colegio. Los vecinos están expresándose con mucha pena, con un gran dolor. Nos han dicho 'no nos olviden', y ese es el mensaje más importante", ha añadido.

Asimismo, los representantes de la Familia Real han asistido a la reunión del comité científico del Pevolca y han visitado el puesto de mando avanzado, así como un punto de acogida de personas evacuadas en Los Llanos de Aridane.

Por su parte, Pedro Sánchez ha vuelto a visitar la isla de La Palma tras un viaje oficial a Estados Unidos. El presidente del Gobierno, que ya viajó al archipiélago el pasado fin de semana, ha visitado las zonas afectadas por el avance de la lava y las instalaciones del Puesto de Mando. Al igual que los reyes, ha podido hablar con algunos de los vecinos.