La madre de Pablo Iglesias, María Luisa Turrión, ha subrayado que "ser hijo y compañera de Javier Iglesias es un honor" porque, ha dicho, "fue y es un hombre de bien" y un "luchador contra cualquier forma de fascismo".

Así lo ha publicado a través de Twitter después de que Cayetana Álvarez de Toledo afirmara que Pablo Iglesias es "hijo de un terrorista" desde la tribuna de oradores del Congreso. El vicepresidente segundo del Gobierno ya ha anticipado que aconsejará a su padre emprender acciones legales.

"Ser hijo y compañera de Javier Iglesias es un honor que la lengua bífida de una marquesa de pacotilla no empaña", ha escrito en la red social Twitter María Luisa Turrión.

 

Quien también se ha pronunciado es Irene Montero, para quien "la libertad de Cayetana para decir sus miserias existe gracias a los que como Javier Iglesias se jugaron el tipo por la democracia cuando hacerlo costaba torturas, cárcel o la vida".

 

El vicepresidente también se ha pronunciado sobre lo ocurrido en redes sociales, asegurando que "la marquesa Cayetana Álvarez de Toledo ha cometido un delito en el Congreso llamando terrorista" a su padre porque "sus privilegios aristrocráticos le hacen creerse impune".

Hermann Tertsch, eurodiputado de Vox, fue condenado hace un año a indemnizar al padre de Pablo Iglesias con 15.000 euros por haberle relacionado con el asesinato de un policía en 1973 en una publicación en redes sociales.