"Sentimos enormemente su sufrimiento y nos comprometemos a tratar de mitigarlo en la medida de nuestras posibilidades". Es el mensaje de Arnaldo Otegi a todas las víctimas de ETA cuando se cumplen 10 años del fin de la violencia de la banda terrorista.

El coordinador general de EH Bildu reconoce así "el sufrimiento padecido" por todas las víctimas de ETA y traslada su pesar por el dolor ocasionado. "Transitar hacia una paz justa y duradera necesita del reconocimiento de todas, absolutamente todas, las víctimas. No nos olvidamos de ninguna de ellas. Hoy queremos hacer una mención especial y específica a las víctimas causadas por la violencia de ETA. Queremos trasladarles nuestro pesar y dolor por el sufrimiento padecido", ha añadido Otegi en una declaración desde el Palacio de Aiete de San Sebastián.

"Nada de lo que digamos puede deshacer el daño causado"

Con estas declaraciones Otegi reconoce de forma expresa a las víctimas de ETA, afirmando que su dolor "nunca debió haberse producido". "A nadie puede satisfacer que todo aquello sucediera, ni que se hubiera prolongado tanto en el tiempo. Desgraciadamente el pasado no tiene remedio, nada de lo que digamos puede deshacer el daño causado. Pero estamos estamos convencidos de que es posible aliviarlo desde el respeto, la consideración y la memoria. Sentimos enormemente su sufrimiento y nos comprometemos a tratar de mitigarlo. Siempre nos encontrarán dispuestos a ello", ha añadido el líder de la autodenominada izquierda abertzale.

Esta "declaración solemne", compuesta de cinco puntos, ha sido leída primero en euskera por Arkaitz Rodríguez, secretario general de Sortu, y después por Otegi en castellano. Así esta mención a las víctimas era el punto número tres.

"No había trampa, no había ningún cálculo. El tiempo transcurrido pone de manifiesto el inequívoco carácter estratégico de la decisión adoptada. El compromiso con vías exclusivamente pacíficas por parte de la izquierda independentista respondía y responde a profundas convicciones éticas y políticas. Es una decisión inamovible y para siempre", ha añadido Otegi, que ha concluido su intervención con el compromiso de la izquierda abertzale con la defensa del "diálogo, la negociación y el acuerdo como método más eficaz para dirimir y solucionar las diferencias políticas".

Este miércoles se cumplirán 10 años desde que la banda terrorista anunciara el cese definitivo de la violencia. Otegi, entonces líder de Batasuna, dialogó con el que fuera presidente del Partido Socialista de Euskadi, Jesús Eguiguren. Fue Eguiguren quien transmitió entonces al presidente Zapatero que Otegi pretendía que el Gobierno y ETA abrieran un diálogo. Esas conversaciones entre el Ejecutivo y ETA fueron un arduo camino que culminó con el fin del terrorismo.

"Es tiempo de mirar al futuro con esperanza, es tiempo también de actuar con responsabilidad y valentía. Por todo ello, ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada", así anunciaba el 20 de octubre de 2011 el fin de la violencia.

Consuelo Ordóñez: "Se ha quedado cortísimo"

La presidenta del colectivo 'Víctimas del terrorismo', Consuelo Ordoñez, ha reconocido que le ha "llamado la atención" las palabras de Otegi, pero ha recordado que ya ha hecho "declaraciones parecidas": "Se ha quedado cortísimo y ha venido muy tarde. Le falta reconocer la responsabilidad que la izquierda abertzale ha tenido en los 40 años de terror".

"Mitigar un daño tan brutal como quitar la vida a alguien es imposible, pero si realmente en sus palabras hay algo que es nuevo lo tiene fácil. Dejarán de referirse a los asesinos de nuestros familiares como presos políticos. Dejarán de homenajearles en las mismas calles que los asesinaron", ha aseverado en Más Vale Tarde.

Landaburu ve "un paso positivo"

"Considero que es un paso positivo". Así se ha pronunciado el periodista vasco Gorka Landaburu, víctima de ETA, sobre las palabras de Arnaldo Otegi. "El reconocimiento del daño causado lo habían dicho antes, pero con la boca pequeña", ha apostillado el periodista, que ha destacado que ahora "dicen una cosa que nunca la habían dicho: que todo lo que ha pasado no se tenía que haber producido".

Así, Landaburu ha lanzado un mensaje para Otegi: "Bienvenidas estas palabras, te podemos creer o no, pero lo que yo quiero ver ahora, como santo Tomás, es de las palabras a los hechos y a los gestos", ha sentenciado.

Reacciones políticas

Las palabras del líder de EH Bildu también han provocado reacciones en numerosos partidos políticos. Patxi López, el que fuera lehendakari vasco cuando la banda terrorista ETA anunció el cese de la violencia, ha valorado hoy el "reconocimiento que llevamos años reclamando los demócratas que ganamos esta partida a la violencia y al terrorismo".

Mientras, desde el PP han calificado las palabras de Otegi de hipocresía. El líder de la oposición Pablo Casado ha defendido que "si Sánchez busca moderación que rompa con separatistas, Podemos y sus vínculos con dictaduras. Y con Bildu, que debe colaborar para resolver 300 asesinatos. Otegi no es un hombre de paz sino un terrorista, y ETA fue derrotada policial y judicialmente, no por cesiones de Zapatero".

En Podemos lo han celebrado como un "paso sin precedentes" dado por Eh Bildu al "poner en el centro el dolor de las víctimas de ETA", algo que para ellos puede ayudar a avanzar en el cambio de la "paz y diálogo", un gesto que es de "justicia" que todos los demócratas reconozcan.

Por su parte, el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, ha celebrado lo que ha llamado "un gran día". Y más allá, Rufián ha expresado a través de Twitter que las reacciones "a esto no te harán distinguir entre buenos o malos políticos o entre buenos o malos periodistas", sino que, a su juicio, "te hará distinguir entre buenas o malas personas".