El debate está sobre la mesa: el sí o no a la cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus. Marco Cavaleri, responsable de estrategia vacunal de la EMA, afirmó que "en este momento, no hay pruebas disponibles de datos clínicos o reales" al respecto.

No hay evidencia científica, dice la EMA, como sí lo hay con las primeras dosis. En este sentido, Sonia Zúñiga, investigadora del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, destaca que "seguimos estando protegidos frente a la enfermedad severa y muerte con las vacunas que teníamos, incluso con dos dosis".

Las terceras dosis han sido claves en esta sexta ola: han aumentado la eficacia del 60 al 80%. Pero, ¿es realmente necesaria esa cuarta dosis? Israel ha sido la primera en ponerla. Sin embargo, tal y como señala Zúñiga, "se ha realizado un estudio clínico, y no ha demostrado mejora significativa sobre la tercera dosis".

Sí podrían ser convenientes las cuartas dosis, según afirman los expertos, en ciertos colectivos, como inmunodeprimidos, pacientes oncológicos o de diálisis. Y es que, tal y como apunta José Antonio López, virólogo y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, "ciertas enfermedades hacen que el sistema inmunológico sea un poco menos robusto".

¿Y en el caso de los mayores?

Sonia Zúñiga defiende que se espere hasta el invierno que viene para ver cómo golpea el virus entonces. "Ahí ya veremos, pero, de momento, con la tercera dosis estarían suficientemente protegidos", manifiesta.

Los expertos defienden que en este momento, la prioridad debería ser otra: "Sigue siendo triste plantear una cuarta dosis, y que haya más personas con terceras dosis que con primeras dosis en el mundo", lamenta José Antonio López.

Si la primera dosis llegase a todos los rincones del planeta, protegeríamos a poblaciones vulnerables y evitaríamos nuevas variantes. Solo entonces, quizá en un futuro, con la variante ómicron, de tan rápida propagación, esa cuarta dosis podría llegar. Para Zúñiga, "sería más sensato plantear una dosis de refuerzo específica de cara al próximo invierno", momento en el que ya tendríamos vacunas de nueva generación.

Y es que tal y como subraya el virólogo y profesor de la Universidad Autónoma, "sería impensable que siguiéramos con la vacuna de Wuhan para una cuarta dosis para la variante ómicron y las que puedan seguir viniendo". De esta forma, los expertos defienden que, de momento, es mejor esperar.