El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha enviado una carta este sábado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en que rechaza que le dé "lecciones" contra la violencia.

"Usted no me tiene que dar lecciones a mí de condenar y luchar contra la violencia" porque el propio Torra y el movimiento independentista siempre ha condenado todo tipo de violencia, defiende en la carta, que adjunta en un tuit recogido por Europa Press.

También le reprocha no haber contestado su llamada telefónica de este mismo sábado: "Usted se niega a hablar con el representante de los catalanes y, aún peor, se niega a establecer ningún tipo de diálogo".

Para él, "se vuelve a poner de manifiesto que no tiene ningún relato político ni ninguna propuesta para Cataluña", como cree que le pasa a Sánchez desde que asumió el cargo. "He de contestarle por carta el mensaje de Whatsapp que han enviado a los periodistas", dice, y añade que esa es una manera impropia de responder a un presidente de Govern.

Torra considera "una irresponsabilidad absoluta" que Sánchez se niegue a dialogar en este momento, tras la sentencia del 1-O, que tacha de injusta. Y le advierte de que la comunidad internacional "no entenderá de ninguna manera" esta actitud de Sánchez.

Pero le asegura que nunca dejarán de ofrecerle diálogo a él o a quien le suceda en el cargo, "dispuestos a hablar del derecho legítimo de Cataluña" a ejercer la autodeterminación. "No busque excusas donde no las hay y asuma su responsabilidad de hacer política democráticamente", concluye la carta.

 

A pesar de que Quim Torra llamó a Pedro Sánchez, no hablaron. Fuentes de Moncloa han confirmado a laSexta que el Gobierno le ha contestado pidiéndole que condene los disturbios explícitamente.

"El señor Torra debe condenar rotundamente la violencia, cuestión que no ha hecho hasta el momento, así como reconocer el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los Mossos, y solidarizarse con los agentes heridos", han apuntado.