La Guardia de Honor de los Mossos d'Esquadra, alfombra roja, la plaza Sant Jaume blindada... así ha recibido Quim Torra a Pedro Sánchez en el Palau de la Generalitat, donde mantendrán una reunión en la que el president pretende encarar, entre otros temas, el referéndum de autodeterminación o la situación de los políticos independentistas en prisión.

Tras la llegada de Pedro Sánchez a Barcelona y el posterior recibimiento, ambos se han reunido en la Sala de los Diputados del Palau de la Generalitat, anteriormente conocida como Sala de la Verge de Montserrat, que se utiliza para los encuentros de primeros ministros y jefes de Estado.

Un recibimiento con honores de jefe de Estado en el que, además, el president de la Generalitat le ha regalado los libros de 'La invención de los derechos humanos', escrito por Lynn Hunt, y 'Libertad y sentido: reflexiones sobre la condición humana', de Lluìs Solà.

Sánchez le ha entregado una 'Agenda para el Reencuentro' con 44 puntos

Por su parte, el jefe del Ejecutivo le ha entregado al líder independentista la 'Agenda para el Reencuentro', un documento que recoge temas que "importan a los catalanes", según indican desde Moncloa, y que cuenta con 44 puntos distribuidos en varios ejes: diálogo político y regeneración institucional, financiación autonómica, mejora de la cooperación, política social y apoyo a los servicios públicos, impulso a las infraestructuras y apoyo ante catástrofes naturales.

El encuentro ha tenido lugar hacia las 12:00 horas y, para ofrecerle el máximo rango institucional posible, Quim Torra le ha recibido acompañado de Teresa Cunillera, la delegada del Gobierno en Cataluña, y Eduard Sallent, el comisario jefe de los Mossos.

Antes de la llegada de Pedro Sánchez, en los aledaños de la Plaza Sant Jaume se ha congregado un grupo de manifestantes que gritaba consignas a favor de la independencia y "libertad presos políticos".

Las claves de la 'Agenda para el Reencuentro'

El documento que ha elaborado el Ejecutivo recoge 44 puntos divididos entres seis bloques: diálogo político y regeneración institucional, financiación autonómica, mejora de la cooperación, política social y apoyo a los servicios públicos, impulso a las infraestructuras y apoyo ante las catástrofes naturales.

El principal objetivo del Gobierno, según se desprende de este documento, es abrir una vía de negociación, impulsando la regeneración democrática y evitando la judicialización de la política. Además, Pedro Sánchez se compromete a reformar el Sistema de Financiación Autonómica y mejorar los objetivos de déficit.

En cuanto a la cooperación entre Generalitat y Gobierno, se recoge una reducción de la conflictividad institucional y un impulso a la Comisión Bilateral. Así mismo, se hace hincapié en la colaboración en aspectos culturales, deportivos, educativos o comerciales, entre otros.

En los dos últimos apartados se recogen el impulso a las infraestructuras, como la política de vivienda o los sistemas ferroviarios, y el apoyo tras las catástrofes naturales.