Quim Torra cree que Pedro Sánchez "no soluciona nada con una llamada en medio de una ronda con 17 presidentes autonómicos". Para el president de la Generalitat, es insuficiente el anuncio de Sánchez que, anoche, tras ser designado por el rey como candidato a la investidura, anunció que llamará a todos los presidentes autonómico.

Según fuentes de la Presidencia, Torra considera que el problema no es una llamada: "Lo que hace falta es respeto institucional, bilateralidad Cataluña-España, reconocimiento de los sujetos políticos y una propuesta democrática para dar salida a la autodeterminación y el fin de la represión. Es necesario que todo el mundo esté a la altura del momento político y encare el conflicto con valentía y coraje, y no con gestos vacíos y estériles".

ERC se 'atribuye' la llamada a Torra

La portavoz y secretaria adjunta de ERC, Mata Vilalta, asegura que fueron ellos los que, en la negociaciones que mantienen con el PSOE, pidieron a los socialistas que el presidente en funciones llamara a Torra como "gesto". "Le pedimos al PSOE que se tenían que respetar las instituciones catalanas y de sus máximos dirigentes y que hacía falta una llamada al presidente como gesto", ha afirmado en una entrevista de Nació Digital.

Vilalta ha defendido que en la negociación con el PSOE sobre la investidura están hablando sobre cómo establecer una mesa de negociación sobre el conflicto catalán y que debería estar encabezada por Torra: "Estamos pidiendo que se puedan reconocer las instituciones, los máximos responsables de estas instituciones, como es, obviamente, el presidente de la Generalitat, y que pueda liderar y encabezar, cuando sea necesario, los contactos para construir esta vía política".

Fuentes del Gobierno aseguran a laSexta que la intención de Sánchez al llamar a todos los presidentes autonómicos es "trasladarles la importancia de que España tenga un Gobierno cuanto antes, reforzar la institucionalidad a nivel autonómico y municipal y para ello llamamos a todos. Es un mensaje de país".

La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, preguntada por esto, ha contestado: "Todos los presidentes serán convocados y en su libertad está sin van o no. Esta muy bien que para conformar gobierno se le tome el pulso también a las autonomías".

Casado irá a la cita con Sánchez

Sánchez también anunció este miércoles que el lunes 16 de diciembre convocará al líder del PP, Pablo Casado y a la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas. En el Partido Popular aseguran que no van a aceptar "humillaciones" y han recordado que Sánchez no llamó a Casado tras las elecciones.

El líder del PP ha confirmado, eso sí, que acudirá a la reunión. Ya se ha concretado. Será el lunes a las 9.30 horas en el Congreso. Casado, este jueves en Bruselas, le ha recordado a Sánchez que "tiene alternativas", pero que si elige a ERC "es porque quiere. Por lo tanto, será responsabilidad exclusiva de lo que pase a partir de ahora" de él.

Casado confirma que irá a la cita con Sánchez, que será el el lunes 16 a las 9.30 horas.

El líder del PP, tras reunirse este miércoles con el rey en Zarzuela, ya anunció que no apoyará la investidura de Sánchez: ni votará a favor ni se abstendrá. "Sánchez ha cruzado el Rubicón", sentenció Casado, para quien la hoja de ruta trazada por el secretario general del PSOE para intentar formar gobierno "ya no tiene marcha atrás". "Lleva un mes intentando justificar que el que le quitaba el sueño sería vicepresidente", recalcó.

Arrimadas, en Al Rojo Vivo

Inés Arrimadas, que se verá con Sánchez el lunes a las 11.00 en el Congreso, y que ha pedido en reiteradas ocasiones una reunión con Sánchez a la que también pedía sumar a Casado, ha defendido en Al Rojo Vivo un acuerdo entre Partido Popular, Ciudadanos y PSOE. Es la fórmula en la que insiste, y después de rechazar apoyar la investidura de Pedro Sánchez si este impulsa un Gobierno de coalición con Unidas Podemos.

La portavoz de Ciudadanos considera que esta es la mejor opción, a pesar de que Pedro Sánchez y Pablo Casado se hayan manifestado en contra de la gran coalición. Y es que, los líderes de los partidos más votados no consideran viable un gran pacto que unifique sus escaños. Sin embargo, la ya candidata a la presidencia de la formación naranja ha asegurado que si "Pedro Sánchez rectifica y se abre a la Constitución, el Partido Popular no va a tener más remedio que sentarse a hablar".

Arrimadas cree que si Sánchez rectifica, Casado "no va a tener más remedio que sentarse a hablar".

En cuanto a la presencia de su partido en este gran pacto, que no es necesaria porque solo cuentan con 10 escaños, ha apuntado que si bien no son "necesarios aritméticamente", si lo son "políticamente". Porque la portavoz 'naranja' considera que "a los votantes de PP y PSOE les resultaría más fácil aceptar el acuerdo si Ciudadanos estuviera presente".

Durante su intervención en Al Rojo Vivo, García Ferreras le ha preguntado por la posibilidad de abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez. En este caso, Inés Arrimadas lo tiene claro: "Yo me he partido la cara en Cataluña por defender la igualdad de los españoles, no voy a hacer vicepresidente a Pablo Iglesias".

"Si Ciudadanos apoyara el Gobierno, sumaríamos 175 escaños y en cada votación se va a depender de Más País, de Compromís, de Coalición Canaria, de Teruel Existe del BNG", ha destacado. Y es que, aunque de esta forma no dependan de los independentistas, considera que "no es estable" un Gobierno "con partidos nacionalistas".

Vox rechaza reunirse con el PSOE

En Vox, parte de la dirección del partido se muestra molesta, porque Sánchez llame a Casado y a Arrimadas, que tiene 10 diputados) y no a Vox, que sacó 52 escaños. Creen que se está igualando a Vox con otros grupos como Bildu. De hecho, Santiago Abascal ha escrito este jueves en su cuenta de Twitter que Vox no va a sentarse a hablar de la investidura "mientras el PSOE la negocia con los enemigos de España. No vamos a contribuir al blanqueamiento de Bildu, ni del comunismo bolivariano ni del golpismo. Nos tendrán enfrente".

Abascal dice que Vox no va a hablar de la investidura "mientras el PSOE la negocia con los enemigos de España".

Fuentes del PSOE han apuntado a laSexta que si han levantado el 'cordón sanitario' a la formación de extrema derecha es porque a todos los partidos "incumbe la gobernabilidad". Explican que no se trata de buscar acuerdos políticos con ellos, "solo saber qué van a hacer en la investidura".

El presidente de Vox, en la rueda de prensa posterior a su reunión con el rey en Zarzuela, ya adelantó su rechazo a un gobierno de Pedro Sánchez, formado por "antisistemas y antimonárquicos". Sí se compromete a apoyar "cualquier Gobierno que restaure el orden constitucional en Cataluña", y añade: "Un Gobierno del Frente Popular es una declaración de guerra política".

El Pleno de investidura, en cualquier caso, todavía no tiene fecha, pero ya se estima en que no será ni antes de Navidad ni antes de Fin de Año. Aunque Sánchez defendió, en su comparecencia en Moncloa, "que lo importante es el qué y no el cuándo", después de que ERC, con quien está negociando su apoyo, haya enfriado sus expectativas. Esta vez, también, Sánchez ha tenido especial precaución para no dar por hecho que habrá acuerdo con los independentistas.

En cuanto al resto de partido, el PNV asegura que las negociaciones entre Aitor Esteban y Lastra están en suspenso. Pero que son optimistas "y creemos que en enero puede haber investidura", dicen fuentes el partido a laSexta. Lo anunciado ayer por Sánchez consideran que es una estrategia para perfilar los acuerdos definitivos. "Estamos preocupados porque no conocemos el acuerdo PSOE Unidas Podemos, estamos deseando conocerlo", añaden.