El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado que si una sentencia firme del Tribunal Supremo le inhabilita como presidente y el Parlament acata esa sentencia "habría elecciones", aunque él ha defendido que esperará a que la Cámara se pronuncie al respecto.

"Si el Parlament de Catalunya llegase a ese momento de desautorizarme, seguramente estaríamos unos meses en funciones y habría elecciones", ha explicado en una entrevista a Ràdio 4.

La Ley de Presidencia establece que el president del Parlament debe proponer un nuevo president en 10 días.

Pese a que la ley de Presidencia de la Generalitat establece que el presidente del Parlament debe proponer a un nuevo presidente del Ejecutivo en el plazo de 10 días en caso de condena penal firme que conlleve la inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos, Torra ha subrayado que exigiría el pronunciamiento de la Cámara sobre su cese: "Yo seguiría pidiendo que el Parlament se pronunciase y acataría lo que dijese el Parlament".

El Parlament lo mantiene como president

Este martes, la Mesa del Parlament ha ratificado al president como diputado, por lo que rechaza retirarle el escaño como ha pedido Cs, después de que la Junta Electoral Provincial (JEP) de Barcelona declarara vacante su puesto en la Cámara catalana para cumplir la inhabilitación del jefe del Ejecutivo por parte de la Junta Electoral Central (JEC) y el Tribunal Supremo.

Fuentes parlamentarias han explicado que esta decisión se ha tomado con los votos en contra de retirarle el escaño de JxCat y ERC, que tienen mayoría absoluta en la Mesa, junto al PSC-Units, mientras que Cs ha sido el único que ha votado a favor -el resto de grupos participan en las reuniones, pero no tienen derecho a voto-.

Los letrados del Parlament han dicho que la Junta Electoral no tiene capacidad para retirarle el acta de diputado.

En la reunión, los letrados del Parlament han presentado un informe de los letrados que rechaza que la JEC pueda retirar el acta de diputado a Torra y lo avala como presidente de la Generalitat, de manera que la mayoría de la Mesa ha seguido su criterio.

Además, las mismas fuentes han afirmado que la Mesa ha aprobado, también con el voto favorable de JxCat, ERC y el PSC, presentar un recurso ante el Tribunal Supremo contra la resolución de la JEC del 3 de enero que inhabilita a Torra como diputado.

El órgano director de la Cámara catalana también ha rechazado, con los mismos votos, un escrito del PP que pedía al presidente del Parlament, Roger Torrent, iniciar la mesa de contactos para escoger a un nuevo presidente de la Generalitat.

El informe de los letrados

Estas mismas fuentes han destacado que el informe de los letrados es "demoledor" contra la decisión de la JEC y han defendido que lo más prudente es esperar a que el Tribunal Supremo resuelva sobre las medidas cautelares que pidió Torra para frenar su inhabilitación.

En este sentido, han señalado que es preferible no cometer un "daño irreparable" como sería retirar el escaño a Torra, ya que la decisión del Supremo no debe demorarse mucho: las partes tienen cinco días para posicionarse y después el Alto Tribunal tendrá otros cinco para resolver, y los socialistas han pedido que la Mesa se vuelva a reunir para abordar esta cuestión una vez el TS haya decidido.