Para hacer frente a la crisis del coronavirus, el Banco Central Europeo (BCE) apuesta por no escatimar recursos y, alejándose de su política habitual, propone una renta mínima de emergencia para completar los mermados ingresos de muchas familias.

Así lo defendía Luis De Guindos, vicepresidente de la organización, en El Objetivo: "Sin duda el Estado tiene que actuar en este periodo transitorio para que esta crisis sanitaria de un calibre inmenso no produzca una crisis social y económica. Nos tenemos que hacer cargo de las necesidades básicas de la población, especialmente de la población más vulnerable".

También De Guindos apoya otra medida: los eurobonos o ahora llamados coronabonos, una fórmula denostada por Alemania o Países Bajos durante la última crisis económica y que ahora se antoja fundamental, según señalan los expertos.

"La crisis sanitaria está afectando también a Alemania, que va a entrar en recesión, y quizás eso haga que Alemania esté más abierta a los eurobonos", explica Juan Carlos Higueras, profesor de EAE Business School.

Compartir riesgos frente a la crisis

Y, ¿en qué consisten concretamente esos coronabonos? Hasta ahora, cada uno de los países de la eurozona emite por su cuenta su propia deuda, es decir, sus propios bonos. La idea de esos coronabonos es que emita un único bono por parte de la eurozona, de manera conjunta. De esa manera, los países compartirían los riesgos y así los intereses bajarían en un momento en el que los estados van a tener que gastar mucho.

Esta medida, la de los coronabonos, también ha sido defendida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Además, pide un nuevo 'Plan Marshall' europeo, es decir, un enorme paquete de estímulo para reflotarlas economías y además, un seguro de desempleo europeo, es decir, que Europa pague parte del paro para tener más margen de maniobra en otras políticas de gasto.

Todas estas medidas serán las que se debatirán en la mesa del Eurogrupo y la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, que estudiará tomar decisiones adicionales para rebajar las consecuencias económicas de este virus.