Aislar colectivos, edificios, empresas o zonas concretas es la apuesta del Ministerio de Sanidad en caso de nuevos brotes de coronavirus. El titular de la cartera, Salvador Illa, ha descartado en una entrevista otro "confinamiento general" de la población como el vivido durante el estado de alarma y ha utilizado una nueva expresión: "confinamiento quirúrgicos".

"Sería un confinamiento más local y territorial", ha asegurado Illa en RAC1. Se trata de aislamientos selectivos que se atienen a la Ley de Salud Pública del año 1986 por la que serán las propias Comunidades Autónomas en las que se producen los focos quienes tomarán la decisión, tal y como ha hecho el gobierno cántabro con el edificio aislado en Santander tras detectar más de una docena positivos.

De hecho, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, se ha referido a estas cuarentenas en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité de seguimiento y ha indicado que es algo que ya se está llevando a cabo cuando se hace "un confinamiento a una residencia o cuando se reducen y se aíslan grupos completos de profesionales".

Evitar "brotes mayores"

Simón ha recalcado que esta medida que pueden tomar los gobiernos autonómicos "puede evitar brotes mayores": "Son situaciones que se pueden aplicar sin decreto de alarma y nos permite controlar lo que estamos observando".

En Murcia por el momento se ha optado por el cierre temporal de una empresa hortofrutícula en El Raal en la que 9 trabajadores han dado positivos en el test PCR, y el presidente de la región, Fernando López Miras, ha asegurado este lunes que el confinamiento de municipios "está sobre la mesa".

En este momento, hay más de una veintena de brotes de coronavirus activos, la región más afectada es la de Aragón, donde hay más de 300 positivos.