¿Podremos reunirnos con nuestra familia en Nochebuena? ¿Y desplazarnos a otra comunidad autónoma? Queda exactamente un mes para la Navidad y el Gobierno está diseñando ya una estrategia que compartirá con las comunidades autónomas para establecer un plan común en torno a la celebración de las fiestas en plena pandemia.

El borrador que maneja el Ejecutivo, y al que ha tenido acceso laSexta, propone que las reuniones familiares y sociales se limiten a un máximo de seis personas esta Navidad y plantea ampliar el horario del toque de queda en Nochebuena y Nochevieja. Quedaría, pues, entre las 01:00 y las 06:00 horas.

El documento se debatirá este mismo miércoles en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, aunque el ministro de Sanidad ya adelantaba ayer que aún no se decidirá nada: "Se ha creado un grupo de trabajo en la Interterritorial, hay varios borradores", indicaba este martes: "Se está trabajando para llegar a una recomendación conjunta pero todavía hay una incidencia alta".

En este mismo sentido, fuentes de Moncloa han indicado a laSexta que, si bien el plan para Navidades estará sobre la mesa, no se va a someter hoy a votación. Se trata, dicen, de un documento de trabajo para empezar a consensuar posiciones con todas las comunidades.

Las propuestas de las CCAA

Asimismo, desde el Gobierno matizan que el plan, en cualquier caso, comprende recomendaciones que no pueden pasar por encima del estado de alarma, que permite que las autonomías varíen el toque de queda y decidan sobre sus cierres perimetrales y límites a las reuniones.

Ello, cuando algunas regiones ya han anunciado su propio plan, como Cataluña, que contempla unas Navidades con reuniones de un máximo de 10 personas pertenecientes, como mucho, a dos grupos burbuja de convivencia y con el toque de queda nocturno entre las 22:00 horas y las 06:00 de la mañana.

En Madrid, la Consejería de Sanidad ha presentado su propia propuesta para su debate este miércoles en la Interterritorial, que va un paso más allá que la del Ejecutivo: sugiere ampliar el límite a las reuniones a 10 personas durante los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 y 6 de enero, así como flexibilizar el toque de queda para que comience a las 01:30 horas los días clave.

Andalucía, por su parte, ha adelantado que los andaluces que se encuentren fuera por motivos de trabajo o estudios podrán volver con controles para pasar las fiestas junto a sus familias, con independencia de que en Navidades continúen los cierres perimetrales de la comunidad y sus municipios más allá del 10 de diciembre. "En el caso de no poder abrir entre provincias y comunidades autónomas, habilitaríamos la posibilidad de que los andaluces que están fuera puedan volver con una certificación", ha explicado el presidente de la Junta, Juanma Moreno.

Entretanto, Castilla y León apuesta por mantener el límite de seis personas a las reuniones familiares y sociales también durante las fiestas, retrasando el toque de queda a la 01:00 de la mañana en las festividades más señaladas, según ha podido saber laSexta.

Las "6M" de Moncloa

La estrategia de Moncloa pasa por un pilar fundamental: las medidas de prevención. En el borrador se las denomina las "6M" y son obligatorias independientemente del contexto. Las iniciales pertenecen a mascarilla (uso de mascarilla todo el tiempo posible), manos (lavado de manos frecuente) o metros (mantenimiento de la distancia física).

Pero también a maximizar ventilación y actividades al aire libre (mantener las ventanas y puertas abiertas en la medida en que sea seguro y factible según la temperatura), minimizar número de contactos (preferiblemente siempre los mismos) y "me quedo en casa si síntomas, diagnóstico o contacto".

La distancia de seguridad deberá mantenerse entre los comensales de Nochebuena

Sobre las cenas tanto de Nochebuena como de Nochevieja, el Gobierno permitirá, si este borrador pasa a ser definitivo, las reuniones de más de seis personas siempre que pertenezcan al mismo grupo de convivencia, sean familiares o no. Y la distancia entre comensales deberán mantenerse.

Eso sí, el plan del Gobierno también pasa por recomendar evitar o minimizar "las reuniones en el ámbito social (celebraciones del trabajo, antiguos alumnos, clubs deportivos, etc.)". Pero, si efectivamente se celebran, se limitan a seis asistentes como máximo y, preferiblemente, en el exterior. Siempre, claro, con las 6M en mente.

Quién no debe acudir a la cena de Nochebuena

El documento es taxativo cuando avisa de que no deberían acudir a ninguna reunión familiar o social aquellas personas que "han sido diagnosticadas con COVID-19 y aún están en periodo de transmisibilidad", "tienen síntomas de COVID-19", "están esperando los resultados de la prueba diagnóstica de COVID-19" o "pueden haber estado expuestas a alguien con COVID-19 en los últimos 14 días". Es decir, desde el día 10 de diciembre.

El toque de queda será el habitual el resto de días de Navidad

En cuanto a las restricciones sobre la movilidad nocturna, se propone ampliar el horario de tal manera que la movilidad quede limitada entre las 01:00 horas y las 06:00 de la mañana, pero sólo durante las madrugadas de los días 25 de diciembre y 1 de enero.

El resto de los días del periodo navideño mantendrán el toque de queda actual y aprobado en cada comunidad autónoma.

Los viajes, permitidos

Se permiten los viajes, tanto nacionales como internacionales, pero siempre que sean "estrictamente necesarios". El Gobierno avisa: habrá que revisar, previamente, la normativa que se esté aplicando en el territorio de destino.

En cualquier supuesto, los desplazamientos deben cumplir con todas las normas de seguridad. Esto incluye las distancias de seguridad específicas para cada medio de transporte, el uso de mascarillas y el lavado frecuente de manos.

Si se regresa desde el extranjero, se exige una prueba de diagnóstico en las 72 horas previas

En el caso de que un ciudadano que resida en el extranjero y cuyo país de procedencia esté incluido en los establecidos como zonas de riesgo venga a pasar la Navidad a nuestro país deberá contar con una prueba de diagnóstico, realizada en las 72 horas previas, de llegada a España.