Al PSOE le crecen los problemas, la abstención parece ya encaminada, pero los catalanes insisten en votar 'no'. "Si el PSC no acata lo que salga en el Comité Federal, tenemos un problema", señala el exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Un problema que tampoco quieren solucionar de forma drástica, más bien, hay quien habla de solucionarlo como un divorcio amistoso. "Plantear fraternalmente qué relación debemos tener en el futuro", señala José María Barreda, diputado del PSOE.

En los pasillos del Congreso, los diputados del PSC han insistido en que no se llegará a la crisis, mientras desde Cataluña optan por callar, aunque el miércoles Iceta insistía en que quiere salvar el matrimonio: "Nuestra voluntad es mantener la relación federal que tenemos con el PSOE".

Pero los catalanes podrían no ser los únicos que pronuncien en el 'no', Margarita Robles dice que su posición es "firme". Posturas que habrá que ver si se mantienen después del Comité Federal, donde Ferraz cree que ganará por goleada evitar terceras elecciones.