El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha citado a cuatro exmiembros de la anterior Mesa del Parlament, Lluís Guinó, Lluís Corominas, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet, en el marco de la causa sobre el proceso que llevó a la declaración unilateral de independencia.

 

En este contexto, Puigdemont, desde Berlín, ha escrito en Twitter que "una de las bases de la democracia es el debate" y ha agradecido que este lo garantizara la Mesa que presidía en su día Carme Forcadell, hoy en prisión preventiva.

"Ponerla en prisión y perseguir a los miembros de la Mesa que lo hicieron posible es violar derechos fundamentales", ha denunciado el líder de JxCat. Por su parte, Torrent ha manifestado en la misma red social su apoyo a los investigados: "Gracias por haber defendido en todo momento el debate parlamentario, los derechos del conjunto de los diputados y la dignidad de la cámara. ¡Mucha fuerza!", ha resaltado.