El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado que no descarta visitar a los presos del ‘procés’ el 23 o 24 de febrero, en el marco de una misión de parlamentarios europeos para visitar las cárceles. "No lo descarto. Trabajamos para ello" y "debería poder hacerlo", ha señalado desde Estrasburgo.

Puigdemont, que goza de inmunidad parlamentaria como eurodiputado hasta que la Eurocámara responda al suplicatorio de la justicia española, ha reivindicado, en una entrevista en Rac1, el poder pisar suelo español en misión como europarlamentario.

Y eso a pesar de que el Tribunal Supremo mantiene la euroorden de detención contra él, una euroorden que le permite desplazarse por el espacio de la Unión pero sobre la que el alto tribunal ya ha advertido que podría ser detenido si cruzase la frontera española.

La euroorden pesa sobre él en España

El expresident ya pidió al Tribunal Supremo levantar la orden nacional e internacional de búsqueda, detención e ingreso en prisión que pesa sobre él y archivar la causa tras la posición de la Justicia Europea en relación con la inmunidad de los eurodiputados. Considera que fue dictada "sin fundamento legal y sin la previa autorización del Parlamento Europeo" y por eso solicitó también levantar el resto de medidas cautelares.

"No he descartado pisar suelo español, he dicho que esto es lo que debería pasar. Porque la inmunidad que rige para todos los eurodiputados en todo el territorio sin excepción, no hay una excepción española en materia de inmunidad. Hasta hoy es miembro de la UE y las leyes hay que cumplirlas. (...). España debe proteger, respetar y reconocer nuestra inmunidad", ha expresado en una rueda de prensa tras participar en su primera sesión plenaria de la Eurocámara.

 

Puigdemont ha afirmado, en el mismo contexto, que va a "luchar" para "poder hacer acción" en España porque "es un miembro de la UE", al tiempo que ha señalado que "no es comprensible" que tanto él como el exconseller Toni Comín gocen de inmunidad en todo el bloque "excepto en un Eastado miembro".

"España no debe ser diferente, el Derecho europeo es también Derecho español", ha insistido el líder independentista, para después destacar que "no es compatible pedir el suplicatorio" y "reconocer la inmunidad en la UE pero no en España".

En esta línea, ha advertido de que si España "quiere ser la excepción" y "salirse de este marco", se abrirá "otro escenario de consecuencias imprevisibles". "Por eso creo que es conveniente para España que pudiéramos pisar como eurodiputados suelo español. Por eso no lo descarto, confío en que España actuará como miembro de pleno derecho de la UE", ha zanjado.

La inhabilitación de Junqueras

Por su parte, la eurodiputada de ERC, Diana Riba, ha anunciado que llevará a la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara la decisión del presidente de la institución, David Sassoli, de aceptar la inhabilitación de Oriol Junqueras por parte del Tribunal Supremo español.

"Tenemos que mirar si los pasos han sido los correctos", ha explicado en la misma conferencia de prensa, en la que después ha asegurado que esta comisión europarlamentaria puede "dar opinión" sobre esta cuestión. "Veremos hasta dónde puede revocar una decisión como la de hoy", ha expresado.

La presidenta del grupo de Los Verdes -al que pertenece Riba y al que pretenden entrar Puigdemont y Comín-, Ska Keller, ha respaldado a la eurodiputada de ERC y ha defendido que Sassoli "debería trasladar inmediatamente" a la comisión de Asuntos Jurídicos.

"Defendemos el derecho de Oriol Junqueras a asumir su escaño en el Parlamento Europeo y representar a la gente que le votó", ha expresado la alemana.