Carles Puigdemont ha quedado en libertad sin restricciones después de ser detenido en la noche de este jueves. El expresident de la Generalitat podrá salir libremente de Cerdeña, teniendo que volver únicamente para declarar el 4 de octubre a las 11:30 horas.

Según la defensa de Puigdemont, sí puede volver a Bruselas, quedando libre sin medidas cautelares. Al salir de prisión, Puigdemont ha lanzado un duro ataque, asegurando que "en España no pierden la oportunidad de hacer el ridículo".

En su cuenta de Twitter, Puigdemont ha dado las "gracias" por el apoyo recibido. "Nos vemos pronto", ha anticipado el expresident antes de sus primeras declaraciones públicas.

Este jueves, Puigdemont fue detenido en Cerdeña por las autoridades italianas, donde se encontraba para participar en un evento de folclore catalán en el extranjero, siendo retenido en el Aeropuerto de Alghero.

 

Pese a ser eurodiputado, los cuales gozan del privilegio de la inmunidad, Puigdemont lo tenía suspendido por decisión de la Eurocámara. Sin embargo, el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) estableció que ningún Estado miembro puede ejecutar las órdenes de detención y entregarle a España.

En palabras del abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, su detención "es en función de la euroorden de 14 de octubre de 2019 que, por imperativo legal -según establece el Estatuto del TJUE, se encuentra suspendida", negando la validez de la resolución.

La Fiscalía de Bélgica asegura que el proceso de entrega allí está suspendido hasta que se resuelva la cuestión prejudicial planteada por el juez Pablo Llarena